Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Marina estadounidense levanta temporalmente la 'ley seca' impuesta al personal desplegado en Japón

La Marina estadounidense ha levantado este viernes de forma temporal la restricción de consumo de alcohol impuesta a su personal desplegado en Japón el pasado 6 de junio después de que una de sus miembros fuera detenida por conducir ebria. Esta medida incluye a todo el personal, salvo a los que se encuentran en la base de Okinawa.
Once días después de que se impusiera esta prohibición, los marineros podrán consumir alcohol en las bases y en sus viviendas privadas fuera de las bases, aunque sigue manteniéndose en los restaurantes y en los bares en el exterior, según un comunicado difundido por la Marina y recogido por la agencia japonesa de noticias Kiodo.
El comandante de las Fuerzas Navales de Estados Unidos en Japón, Matthew Carter, ya había asegurado que la orden seguiría en pie hasta que el comandante de la Séptima Flota y el propio Carter estuvieran "satisfechos con el hecho de que el personal entiende el impacto de un comportamiento responsable para la alianza bilateral".
"Estas medidas no son tomadas a la ligera", destacó entonces Carter, quien ha destacado en su comunicado que "durante décadas, ha habido una alianza firme con el pueblo de Japón".
"Es fundamental que cada marine entienda cómo nuestras acciones afectan a esa relación, y a la alianza entre Estados Unidos y Japón en su conjunto", remachó, resaltando que "la inmensa mayoría de ellos están haciendo un trabajo increíble cada día".
Horas antes, la Policía de Japón había anunciado el arresto de una integrante de la Marina de Estados Unidos estacionada en la base militar del país norteamericano en la isla de Okinawa por presuntamente conducir borracha.
La detenida fue identificada como Aimee Mejia, de 21 años de edad, quien provocó un accidente de tráfico el sábado en la localidad de Kadena después de cambiar de carril. El suceso se saldó con dos heridos.