Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Marina francesa avista "nuevos cuerpos" flotando en aguas de Senegal

El brigadier Ramón Cardoso, jefe del Departamento de Control del Espacio Aéreo de la Fuerza Aérea Brasileña, ha informado de que las autoridades de su país han sido informadas de ese avistamiento.

Sin embargo, ha considerado "una hipótesis muy remota" la posibilidad de rescatar los cuerpos de las 228 personas que viajaban en el avión.

"Se ha informado a los familiares de las víctimas de que no todos van a recibir los cuerpos de las personas que estaban a bordo del avión", ha declarado el oficial brasileño.
Cardoso ha explicado que los equipos de rescate brasileños en alta mar "no han localizado" cadáveres las últimas 24 horas, en parte debido al mal tiempo que impera en la zona de búsqueda situada a unos 1.300 kilómetros de las costas de Brasil.

Desde que comenzaron las tareas de rescate, hace once días, han sido recuperados 41 cadáveres y gran cantidad de restos de la aeronave.
Las posibilidades de hallar las cajas negras, que pueden dar la clave de lo que sucedió en la aeronave antes de su caída, parecen estar cifradas a lo que pueda hacer el submarino nuclear francés Émeraude, que opera desde este miércoles donde se cree que cayó el avión.
Identificación de los cadáveres

Los primeros 16 cadáveres rescatados se encuentran en la ciudad brasileña de Recife, donde han comenzado los análisis necesarios para su identificación, que están a cargo de peritos brasileños que han recogido pruebas genéticas de los familiares.


Los otros 25 cuerpos recuperados llegaron al archipiélago de Fernando de Noronha, donde serán sometidos a primeros exámenes para luego ser trasladados también a Recife.

Cardoso ha reiterado que la Marina y la Fuerza Aérea brasileñas continuarán la búsqueda hasta el próximo día 19, pero ha aclarado que las operaciones podrían prolongarse más allá de esa fecha en función de lo que pueda ser localizado. RSO