Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marruecos acusa a Ban Ki Moon de falta de "imparcialidad" y "neutralidad" respecto al Sáhara

Rabat considera que el secretario general se ha dejado "instrumentalizar" por los saharauis y Argelia
El Gobierno marroquí ha criticado al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, por sus declaraciones realizadas durante su reciente visita a la región para abordar la cuestión del Sáhara Occidental y le ha acusado de falta de "neutralidad".
En un comunicado emitido a última hora del martes, el Gobierno marroquí ha expresado "una gran estupefacción" por los "excesos verbales, los hechos consumados y los gestos de complacencia injustificados" por parte de Ban, que ha realizado la primera visita a los campamentos saharauis en sus diez años de mandato.
En concreto, Rabat ha manifestado su malestar por las declaraciones del secretario general respecto al Sáhara, que ha considerado "inapropiadas políticamente, inéditas en los anales de sus predecesores y contrarias a las resoluciones del Consejo de Seguridad".
Ban visitó durante el fin de semana los campos de refugiados saharauis en Argelia y expresó su pesar por la "trágica" situación en que viven estos, olvidados por la comunidad internacional. Asimismo, anunció que pedirá a su enviado especial para el Sáhara, Christopher Ross, que "reanude sus visitas" para relanzar las conversaciones entre Marruecos y el Frente Polisario para resolver el contencioso.
Para Rabat, Ban Ki Moon "se ha alejado de su neutralidad, de su objetividad y de su imparcialidad, expresando abiertamente una indulgencia culpable con un estado títere, desprovisto de todos los atributos, sin territorio, ni población, ni bandera reconocida", en referencia a la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD).
En esta línea, el Gobierno marroquí ha lamentado que el secretario general "haya cedido al chantaje de las otras partes procediendo a hechos consumados, en violación de los compromisos y de las garantías dadas a Marruecos por sus más próximos colaboradores, de oponerse a cualquier manipulación de su sus desplazamientos".
VISITA INSTRUMENTALIZADA
Marruecos considera que con esta visita, durante la que Ban no se trasladó al reino ante la imposibilidad de reunirse con Mohamed VI, el máximo responsable de la ONU "se ha dejado lamentablemente instrumentalizar para dar crédito a pretensiones falaces de las otras partes".
El Gobierno marroquí echa especialmente en cara a Ban el que éste empleara el "término 'ocupación' para calificar la recuperación por parte de Marruecos de su integridad territorial" ya que considera que esto choca con "la terminología utilizada por Naciones Unidas" a la hora de hablar del Sáhara.
Según Rabat, constituye "un insulto para el Gobierno y el pueblo marroquíes", además de poner en tela de juicio la credibilidad de Ban, por lo que, según recoge la agencia oficial MAP, ha confiado, en que por el bien del proceso de facilitación de la ONU se haya tratado de "un lapsus".
También le ha reprochado al secretario general el que no planteara "la cuestión de las violaciones masivas de los Derechos Humanos en los campamentos de Tinduf" ni hablara del presunto desvío de la ayuda internacional destinada a los saharauis por parte del Frente Polisario.
Marruecos ya ha tenido varios desencuentros en el pasado con Christopher Ross, al que considera demasiado próximo a las tesis del Frente Polisario.