Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mauritania, Malí y ACNUR firman un acuerdo para la repatriación voluntaria de refugiados a Malí

Los gobiernos de Mauritania y Malí y el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) han firmado este jueves un acuerdo tripartito para la repatriación voluntaria de los refugiados malienses presentes en territorio mauritano.
El acuerdo, firmado en la capital de Mauritania, Nuakchot, fija la estrategia global y las obligaciones de las tres partes en el acompañamiento del proceso de retorno de los refugiados en las mejores condiciones posibles.
En la actualidad, unos 41.500 malienses que huyeron en 2012 del norte de Malí a causa del levantamiento independentista tuareg, la intervención militar del Ejército y el crecimiento de los grupos yihadistas de la zona, residen en el campamento de Mbera, cerca de la frontera común.
El acuerdo ha sido firmado por el ministro de Solidaridad, Acción Humanitaria y Reconstrucción del Norte de Malí, Hamadou Konate; el ministro del Interior y Descentralización de Mauritania, Ahmedu Uld Abdalala; y el representante de ACNUR en este último país, Mohamed Alwadh.
El acuerdo, que tiene efecto inmediato, contempla la creación de una comisión tripartita para definir las modalidades de puesta en práctica del programa de repatriación voluntaria, según ha informado la agencia mauritana de noticias ANI.
Las tres partes firmantes se han comprometido a respetar el carácter voluntaria de la repatriación y de garantizar el derecho de asilo y la protección internacional para aquellos refugiados que quieran permanecer en el campamento.
"Hay que rendir homenaje a la generosidad del pueblo y el Gobierno de Mauritania, que han acogido a los refugiados malienses desde el inicio de la crisis", ha valorado Alwash. El acuerdo sólo es aplicable a los refugiados residentes en el citado campamento.