Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Médicos australianos separan con éxito a dos siamesas unidas por la cabeza

Un equipo de cirujanos australiano ha logrado tras más de 27 horas separar a dos gemelas siamesas bengalíes unidas por la parte superior de la cabeza. Krishna y Trisha, de dos años y 11 meses, se enfrentan a "tiempos difíciles" y pasarán al menos dos días en cuidados intensivos hasta que puedan ser despertadas, según el jefe de cirugía del Royal Childrens Hospital de la ciudad de Melburne donde han sido operadas.
El responsable ha felicitado a sus subordinados por el éxito de la intervención, que se alargó más de lo esperado y en la que tomaron parte hasta 16 médicos y se completó con una cirugía plástica para tapar las heridas en las cabezas.
Las niñas estaban unidas a través de los vasos sanguíneos, masa cerebral y cráneo. Una de las mayores preocupaciones de los médicos era el funcionamiento del riñón de Krishna, pero éste continúa activo y la niña ha orinado, lo cual "son muy buenas noticias", según ha opinado el anestesista Ian KcKenzie.
Krishna y Trisha proceden de la empobrecida Bangladesh y su madre las internó en un orfanato de Dacca poco después de su nacimiento en 2006.
Dos voluntarias australianas, Danielle Noble y Natalie Silcock, se encargaron de recaudar fondos para traer a las niñas a Melburne, adonde llegaron en el 2007, gracias a una organización caritativa local.
Según los doctores, había un 25 por ciento de posibilidades de que las siamesas hubieran muerto durante o después de la operación y un 50 por ciento de que sufran daños cerebrales. EPF