Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Medio centenar de académicos y ONG piden al ELN que libere a todos sus secuestrados

Más de medio centenar de académicos, miembros de la sociedad civil y organizaciones no gubernamentales han enviado una carta al comando central del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia para pedirle la liberación de todos los secuestrados, y que además dejen de llevar a cabo esta "inaceptable" práctica.
Los firmantes de la misiva, a la que el diario 'El Espectador' ha podido acceder, aseguran que es preocupante el nulo avance que se ha conseguido en torno a los diálogos anunciados entre Gobierno y guerrilla, tras las polémicas que han estallado en torno a la práctica de los secuestros.
Por un lado, el presidente, Juan Manuel Santos, ha exigido a la guerrilla que cese en los secuestros para poder iniciar un diálogo de paz mientras, por el otro, el ELN sostiene que el secuestro no fue un asunto de la negociación previa y que no se había mencionado como requisito para iniciar este diálogo.
"Nuestra satisfacción por el anuncio se vio empañada por las declaraciones de los comandantes con relación al secuestro, al considerar que la necesidad de acabar con esa práctica se sigue considerando como un objeto de negociación con el gobierno", han lamentado los firmantes.
"El tema es que para la sociedad colombiana y para la humanidad esa es una práctica inaceptable", han continuado. "Si el ELN tiene a la sociedad como referente para su negociación, no puede seguir siendo sordo a la demanda de la misma para poner fin a ese repudiable comportamiento", han añadido.
Así, han exigido que "por razones humanitarias" y "políticas", "anuncien la liberación de todas las personas secuestradas sin excepción". "Un gesto de esta naturaleza no solo iniciaría las negociaciones para el fin del conflicto, (sino que) sería simultáneamente la demostración eficiente de la voluntad del ELN de considerar las demandas de la sociedad como fuente de su propia legitimidad", han concluido.
BLOQUE EN LAS CONVERSACIONES
La mesa de diálogo entre ELN y Bogotá debía haberse establecido el pasado mes de mayo, sin embargo, el cruce de reproches entre Santos y la guerrilla ha dificultado que se inicie el proceso que pondrá fin a dos años de "diálogos exploratorios y confidenciales" que transcurrieron entre enero de 2014 y marzo de 2016 entre Venezuela, Ecuador y Brasil.
El principal reproche por parte de Santos es que la guerrilla continúa llevando a cabo secuestros, práctica que, en palabras del presidente, si no deja de llevar a cabo, no se podrá iniciar el diálogo.
Esta semana, el máximo comandante del ELN, Nicolás Rodríguez Bautista, alias 'Gabino', explicó la postura de la guerrilla en torno a esta cuestión en una serie de misivas intercambiadas con una periodista. En ellas ha insistido en que es, ciertamente, la condición del cese de los secuestros lo que impide el avance en las conversaciones.
"Valoramos muy desafortunado que luego de lo acordado el 30 de marzo, que generó grandes expectativas, el presidente Santos, de manera intempestiva y unilateral, haya colocado nuevos impedimentos para avanzar. Ello es claramente violatorio de lo acordado", ha valorado.
Sin embargo, ha lamentado que desde los medios de comunicación no se esté informando de los avances logrados en este sentido. En una de las cartas, 'Gabino' asegura que, siendo conscientes del año a los secuestrados y a sus familias, han reducido "significativamente" el número de secuestros, pero que sólo los guerrilleros tienen consciencia de ello.
"Mientras el resto de la sociedad lo desconoce y es manipulada por las grandes empresas de información para que crean lo contrario", ha lamentado. El líder del ELN cree que de esta manera, aunque con el tiempo se aclaren los asuntos y se anuncie el número real de secuestros "el daño ya queda hecho".