Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Merkel gana las elecciones con su compromiso de reducir impuestos bajo el brazo

La canciller alemana, Angela Merkel, ha proclamado la victoria de su Unión en las elecciones generales y ha anunciado su propósito de formar nuevo gobierno de coalición con el Partido Liberal (FDP). El candidato del Partido Socialdemócrata (SPD) a la Cancillería y ministro de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, ha admitido la derrota de su formación, después de registrar los peores resultados de su historia. Merkel ha reiterado durante la campaña electora su compromiso con las reducciones de los impuestos sobre la renta, sociedades y sucesiones.
La Unión de Merkel ha conseguido sumar un 33,8 % de los votos, lo que supone un 1,4 puntos menos frente a los comicios anteriores.
Mientras el SPD, partido de historia centenaria, ha sufrido una caída de mas de 11 puntos hasta situarse en un 23 %, por debajo incluso de los sondeos de las últimas semanas y tras registrar la mayor caída porcentual sufrida nunca en Alemania por un partido entre dos elecciones generales sucesivas.
"Hemos logrado nuestro objetivo de obtener una mayoría estable y de poder formar gobierno con los liberales", ha dicho Merkel, después de que su partido ganara los comicios.
Tras el descalabro del Partido Socialdemócrata (SPD) del aspirante y ministro de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, este no ha tenido más opción que admitir la derrota de su formación en las elecciones generales, calificó "es un día amargo y una derrota amarga, no hay modo de embellecer eso", ha dicho y ha anunciado "una oposición dura" en el Parlamento.
El partido Liberal, el gran triunfador
El triunfador de la jornada ha sido el Partido Liberal (FDP) a las órdenes de Guido Westerwelle, que ha subido casi 5 puntos hasta situarse en el 14,5 % de votos.
Tras tres legislaturas en la oposición, Westerwelle, virtual vicecanciller y probable nuevo ministro de Exteriores, ha declarado ante sus entusiasmados seguidores que su partido "está listo para gobernar" y asumir esa responsabilidad.
Con ello, la Unión y el FDP recuperan la tradicional alianza de centro-derecha que ya gobernó Alemania durante 16 años en los años 80 y 90 del siglo pasado a las órdenes del cristianodemócrata Helmut Kohl, y anteriormente, bajo Konrad Adenauer.
Preocupante descenso de la participación
La Unión y los liberales sumarán en el Bundestag unos 334 escaños, según los cálculos provisionales, una sobrada mayoría, frente a los 291 escaños que se calcula sumarán los partidos en la oposición.
Preocupante resulta la caída de la participación electoral en estos comicios , que con un 71 %, más de 6 puntos menos que hace cuatro años, es la mas baja en los 60 años de historia de la RFA. BQM