Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

México gestiona la solicitud de Zelaya para viajar a su territorio

El gobierno de México intenta que el presidente Manuel Zelaya pueda abandonar en las próximas horas la embajada de Brasil y salir de Honduras. Pese a que las autoridades hondureñas le han negado el salvoconducto, sigue la negociación.
El ministerio ha explicado que estas gestiones, realizadas "desde hace varias horas", se llevan a cabo "con el apoyo de países amigos y de algunos actores políticos hondureños, con el propósito de obtener las garantías de seguridad necesarias, mediante un salvoconducto, para que el presidente Zelaya pueda dejar la protección de la embajada de Brasil en Tegucigalpa".
"Con la disposición del Gobierno de México de atender la solicitud del presidente José Manuel Zelaya, nuestro país busca contribuir a la distensión en Honduras, dando un paso positivo hacia la solución de la crisis en ese país, por la vía del diálogo y la negociación", ha agregado el texto.
Pese a ello, el canciller del Gobierno de facto de Honduras, Carlos López, ha dicho que se ha rechazado "por improcedente" la solicitud de salvoconducto para que el depuesto presidente viaje a México.
La Cancillería "lo negó (el salvoconducto) por improcedente y por la forma en que había sido (presentada la solicitud), y por la falta de calificación jurídica del tipo de asilo que le iban a dar", ha declarado López a medios locales.
En consecuencia, el salvoconducto "quedó abortado en las circunstancias actuales, pero el Gobierno no tiene una negativa en el sentido de considerar una solicitud debidamente formulada", ha añadido López, sin entrar en detalles sobre los términos de la solicitud mexicana. EPF