Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Micheletti: "Si Zelaya regresa a Tegucigalpa, será detenido"

El nuevo jefe del Ejecutivo, Roberto Micheletti, insiste en la legitimidad de su mandato. Vídeo: ATLAS.telecinco.es
Veinticuatro horas antes del anunciado regreso del derrocado presidente Zelaya, el nuevo jefe del Ejecutivo, Roberto Micheletti, insiste en la legitimidad de su mandato y asegura que Zelaya "ya ha violado las leyes y la Constitución, no puede volver como presidente del país". El nuevo mandatario afirma que "si regresa a Tegucigalpa, será detenido" al tiempo que ha mantenido el toque de queda hasta el viernes. La ONU ya ha mostrado su respaldo al depuesto Zelaya que sigue con su intención de regresar al país pese a las amenazas.
"He sido nombrado por el Congreso, que representa a los hondureños. Nadie puede hacerme renunciar a no ser que incumpla la ley". Son las palabras con las que el recién estrenado presidente de Honduras, Roberto Micheletti, rechazado por la comunidad internacional en pleno, pretende defender la legitimidad de su Gobierno.
El derrocado Zelaya ha anunciado su vuelta para este jueves, pero la respuesta desde Honduras es clara: "Si el señor ex presidente de la República llega aquí se tendrá que enfrentar con las diferentes órdenes de captura que tiene de parte de la Corte Suprema de Justicia, de los juzgados y de la Fiscalía".
Desde la Fiscalía general se ha asegurado, en ese mismo sentido, que si Zelaya pisa suelo hondureño será arrestado y será condenado a veinte años de cárcel.
Mientras, el depuesto presidente sigue sumando apoyos exteriores. El último ha sido el de Naciones Unidas cuya asamblea ha aprobado por aclamación una resolución en la que pide la "inmediata e incondicional" restitución de Zelaya como presidente "legítimo y constitucional" de Honduras.
"Esta resolución expresa la indignación del pueblo de Honduras y del resto de la comunidad internacional", aseguró el depuesto gobernante al dirigirse a la Asamblea poco después de la aprobación unánime de esa resolución.
El depuesto mandatario se propone regresar a Honduras, acompañado por el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, la presidenta argentina, Cristina Fernández, el titular de la Asamblea General de la ONU, Miguel D'Escoto, y quizás el jefe de Estado de Ecuador, Rafael Correa, que está estudiando la posibilidad.
Tranquilidad pese a las manifestaciones
El nuevo presidente de Honduras ha asegurado, por su parte, que "hay tranquilidad" en el país tras dos jornadas de manifestaciones a favor y en contra del depuesto gobernante Manuel Zelaya.
"Hay tranquilidad a lo largo y ancho del territorio nacional", ha dicho Micheletti en una cadena nacional de radio y televisión. "En ninguno de los lugares donde han habido protestas hemos tenido hechos graves que lamentar", según ha puntualizado el ministro de Defensa, Adolfo Sevilla.
El lunes se produjeron enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y seguidores del depuesto presidente, los que dejaron un saldo de una treintena de heridos y decenas de detenidos.
El martes, miles de hondureños se concentraron en el parque central de Tegucigalpa para manifestarse en contra del regreso de Zelaya, cuyos simpatizantes también realizaron protestas en la capital, todas ellas de carácter pacífico. EPF