Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miles de polacos salen a la calle a defender al expresidente Walesa ante las acusaciones de espionaje

Miles de polacos han salido este sábado a manifestarse en las calles de la capital, Varsovia, para mostrar su apoyo al expresidente Lech Walesa, mítico líder del sindicato Solidaridad y premio Nobel de la Paz en 1983, después de que el propio presidente, Andrzej Duda, miembro del partido euroescéptico Ley y Justicia (PiS), lo acusara de colaborar con los servicios secretos de la era comunista.
La marcha, que se inició a primera hora de la tarde en la capital, se llevó a cabo bajo el lema 'Nosotros, el pueblo', en referencia a unas famosas declaraciones de Walesa ante el Congreso de Estados Unidos en 1989 tras la caída del comunismo en Polonia, según recoge el servidor de noticias polaco 'Radio Poland'.
Como gesto de solidaridad, muchos de los participantes en la manifestación --según algunos medios, de un total de 80.000 personas-- llevaron máscaras con la cara de Walesa.
El Instituto Nacional de la Conmemoración de Polonia confirmó hace unas semanas la autenticidad de unos documentos que le entregó la viuda de un ministro del Interior del régimen que sugieren que Walesa fue un informante de las autoridades comunistas en los años 70. Walesa, de 72 años, ha afirmado que defenderá su inocencia ante los tribunales.
El expresidente ha reconocido que suscribió un acuerdo con el servicio secreto comunista, aunque nunca llegó a completarlo. Un tribunal especial lo exoneró en 2000, tras no encontrarse pruebas de la colaboración.
A pesar de que el Instituto Nacional de la Conmemoración de Polonia ha insistido en la veracidad de los documentos, no ha podido confirmar que Walesa los firmara o que su rúbrica no hubiera sido falsificada, como se ha podido constatar en algunos archivos del servicio secreto.
Durante la protesta de este sábado, el Comité por la Defensa de la Democracia (CDD), impulsor de la concentración, ha comenzado a recoger firmas para respaldar un borrador de ley que quiere llevar ante el Tribunal Constitucional, una ley que, asegura, es necesaria para superar la crisis política provocada por las iniciativas del PiS que "violan las normas democráticas y la separación constitucional de poderes". En la protesta, el CDD se ha reunido con varios líderes de la oposición.