Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miles de funcionarios ingleses piden aumentos de salarios

Profesores, médicos, enfermeras, agentes de las fuerzas de seguridad del estado y trabajadores del transporte público y del tren, se echaron el sábado a las calles de Londres en demanda de incrementos salariales y del fin de las políticas de austeridad en una jornada de lucha obrera en Inglaterra.

A ellos se han unido trabajadores del sector privado y sindicatos. Todos, bajo el lema: “Gran Bretaña necesita aumentos de salarios”. Los sindicatos avisan de que no solo los funcionarios han perdido capacidad adquisitva. Dave Prentis, secretario general de Unison, uno de los mayores sindicatos de trabajadores ingleses, señala que la mayoría de los trabajadores del país son ya precarios: "Ellos no han arruinado nuestra economía pero son ellos quienes están pagando el precio". Además señala que han sido los ricos y los poderosos los que han llevado la crisis a Inglaterra. A la manifestación del sábado, a la que acudieron miles de personas, se sumaron, por primera vez en la historia, las matronas y comadronas británicas. Están furiosas porque el Gobierno británico ha decidido no aumentar el salario de los trabajadores del Sistema Nacional de Salud en un 1%, tal y como, dicen estas trabajadoras, estaba estipulado.