Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miles de manifestantes salen a la calle en Reino Unido para pedir mejores salarios

Decenas de miles de personas han salido este sábado a las calles de Londres, Glasgow y Belfast convocados por los sindicatos para exigir mejores salarios para los trabajadores ante la pérdida de poder adquisitivo de los últimos años.
La marcha ha sido convocada bajo el lema "Reino Unido Necesita una Subida de Sueldo" por el Congreso de Sindicatos (TUC), Unite, Unison, el Sindicato Nacional de Profesores, el Sindicato de Trabajadores de Comunicaciones, el Real Colegio de Enfermería y Equity y ha contado con la presencia de pensionistas y de activistas antinucleares.
Según el TUC, hasta 90.000 personas han participado en la manifestación de Londres, donde aún había gente en Embankment cuando la cabecera había llegado ya al final del recorrido en Hyde Park, a casi 5 kilómetros de distancia, informa el diario 'The Guardian'.
Entre los participantes se han hecho notar especialmente las matronas, que protestan por la congelación salarial anunciada por el Gboierno, o los bomberos, que han desplegado una pancarta con el lema "Rescatamos a personas, no a bancos".
Desde el TUC aseguran que el salario medio se ha reducido en unas 50 libras semales desde 2007 y que hay ya 5 millones de personas que ganan menos del salario mínimo (1.300 euros).
"Después de la más larga y profunda pérdida de poder adquisitivo jamás registrada, ha llegado el momento de poner fin al bloqueo que impide que la mayoría se beneficie de la recuperación económica", ha afirmado la secretaria general del TUC, Frances O'Grady. "Mientras, los directivos ganan 175 más que un trabajador normal. Si los políticos se preguntan por qué hay tantos que se sienten excluidos del proceso democrático, deberían empezar a pensar en su nivel de vida", ha añadido.
Los trabajadores han apelado particularmente a los dirigentes del Partido Laborista y les han pedido más apoyo ante los efectos de los recortes. Así, el secretario general de Unite, Len McCluskey, ha pedido "una alternativa socialista clara" en las próximas elecciones.
Desde Unison, su secretario general, Dave Prentis, ha criticado la política del Gobierno de coalición conservador-liberaldemócrata y ha denunciado que desde que tomó posesión se han perdido 600 empleos del sector público al día.