Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miles de personas se manifiestan en Santiago contra la reforma educativa de Bachelet

Miles de personas han recorrido este sábado las calles de Santiago para protestar contra la reforma educativa impulsada por el Gobierno de Michelle Bachelet, a la que acusan de "experimentar" con los alumnos chilenos y temen que pueda provocar el cierre de los colegios subvencionados.
Las autoridades han cifrado en 30.000 los asistentes, mientras que la Confederación de Padres y Apoderados de Chile (Confepa), organizadora de la protesta, han asegurado que han acudido unas 50.000 personas, según han informado diarios locales.
La manifestación ha recorrido las principales calles de Santiago, desde plaza Italia hasta plaza Los Héroes, donde los asistentes se han comportado de manera pacífica y Carabineros ha confirmado que no se han registrado desórdenes, detenidos ni heridos.
Confepa ha criticado que la reforma educativa, una de las principales medidas de la agenda de Bachelet y que en la actualidad está siendo debatida en el Congreso, tiene como objetivo "experimentar" con los alumnos, además de expresar su temor por el posible cierre de colegios subvencionados.
LA REFORMA
Entre los puntos aprobados por el Congreso se incluye la prohibición a la ganancia de capital de dueños o administradores de establecimientos que reciben aportes del Estado, aunque finalmente ha sido rechazada la pena de cárcel para esta infracción.
Además, la reforma contempla que el Estado amplíe la cobertura por cada estudiante en el caso de los colegios que reciben subvención, de modo que las familias no deban desembolsar recursos para completar el coste de la educación de sus hijos. La idea es que el Estado financie gradualmente los aportes que pagan las familias, especialmente de clase media.
Sin embargo, esta reforma no ha gustado a los colegios privados, que han criticado que las medidas aprobadas sobre el lucro y la selección de alumnos afectarán a unos 5.000 colegios subvencionados, que suponen más de la mitad de los estudiantes del país, que se financian gracias a las aportaciones del Estado y el pago de las familias.