Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miles de personas rezan en el Muro de las Lamentaciones contra el proceso de paz y el papel de Kerry

Miles de personas han participado este jueves en un rezo masivo frente al Muro de las Lamentaciones para protestar contra las conversaciones de paz entre israelíes y palestinos y el papel del secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, en el marco del proceso.
Bajo el nombre 'Rezo por la salvación de Israel y su legado', los manifestantes han pedido el fin de "los edictos de Kerry", en referencia a sus esfuerzos en el proceso de paz, según ha informado el diario israelí 'Haaretz'.
El evento había sido organizado entre otros por el ministro de Vivienda de Israel, Uri Ariel, miembro del partido ultraconservador Bayit Yehudi, que se ha posicionado claramente contra las conversaciones de paz.
En unas declaraciones concedidas al canal de televisión israelí Channel 2, Ariel ha sostenido que los participantes "han rezado por el pueblo de Israel y para fortalecer al Gobierno y a su líder, para que puedan hacer frente a las presiones llegadas desde el otro lado del océano", en referencia a Estados Unidos.
Por su parte, el viceministro de Asuntos Religiosos, el rabino Eli Ben Dahan, también miembro de Bayit Yehudi y que hace poco dijo que los judíos tienen "almas más elevadas" que los que no lo son, también ha participado en el rezo.
Posteriormente, Ben Dahan ha manifestado que su partido no acepta el 'acuerdo marco' que está preparando Kerry y ha recalcado que la mayoría de los israelíes se oponen a que Jerusalén Este forme parte del futuro estado palestino, tal y como sugieren los extractos del documento que han salido a la luz.
El acto ha tenido lugar en medio de un incremento de las tensiones entre el primer ministro, Benjamin Netanyahu, y el ministro de Economía, Naftali Bennet --también miembro de Bayit Yehudi-- por las críticas de este último a unas palabras del jefe de Estado en las que aseguró que los colonos judíos podrían permanecer en sus viviendas bajo soberanía israelí tras la creación del Estado palestino.
En unas palabras formuladas la semana pasada durante el Foro Económico de Davos, el primer ministro israelí manifestó que no tiene intención de evacuar los asentamientos y recalcó que no hay motivo para que el acuerdo final no permita a una minoría israelí residir en Palestina, igual que una minoría árabe reside en Israel.
En respuesta, Bennett afirmó que dichas declaraciones "reflejan un tipo de ofuscación ética". "No han pasado 2.000 años luchando por la tierra de Israel para que podamos vivir bajo mandato (del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas), y cualquiera que considere que los judíos vivan en la tierra de Israel bajo soberanía palestina mina nuestra presencia en Tel Aviv", agregó.
En esta misma línea se expresaron el viceministro de Exteriores, Zeev Elkin, la viceministra de Tranportes, Tzipi Hotovely, y el viceministro de Defensa, Danny Danon, quienes protestaron por las palabras de Netanyahu.
Danon recalcó que "no se dejará a los colonos más allá de las líneas enemigas". "No desearía ni a mis enemigos vivir bajo soberanía palestina", manifestó.