Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miles de personas se manifiestan en Kosovo para reclamar la dimisión del Gobierno

Miles de personas han salido este miércoles a las calles de la capital de Kosovo, Pristina, para reclamar la dimisión del Gobierno por los acuerdos alcanzados con Serbia y Montenegro, según ha informado el portal local de noticias KosovaLive.
Los organizadores, que han cifrado en cerca de 100.000 los asistentes, han dado al Gobierno hasta el 27 de febrero para presentar su dimisión, recalcando que el actual Ejecutivo "es anticonstitucional". La Policía ha reducido a 15.000 el número de manifestantes.
"Si el Gobierno de Kosovo no dimite antes del 27 de febrero volveremos con más protestas", ha dicho el líder de Vetevendosje, Visar Yemer, quien ha llamado a la calma a los manifestantes y ha pedido que se retiren en calma.
La oposición rechaza el acuerdo alcanzado en 2015 con Serbia con la mediación de la Unión Europea. En diciembre, el Tribunal Constitucional determinó que parte del mismo era anticonstitucional.
El objetivo del acuerdo era aliviar las tensiones entre la minoría serbia y la dominante comunidad albano-kosovar, pero la oposición ha criticado que en realidad busca dividir al joven país mediante líneas étnicas.
El acuerdo tripartito desató una auténtica crisis en Kosovo con constantes protestas frente al Parlamento para exigir su derogación, que incluso llevaron los enfrentamientos --y el gas lacrimógeno-- al interior de la sede legislativa.
Asimismo, la oposición critica el acuerdo de demarcación de frontera alcanzado con Montenegro, reclamando que sea sometido a referéndum o a que se celebren elecciones anticipadas.
Kosovo se separó de Serbia en 1999, después de que la OTAN bombardeara la zona para acabar con la matanza de albano-kosovares a manos de las tropas serbias. En 2008 proclamó su independencia y desde entonces ha sido reconocido por más de cien países.