Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Milicias tribales revientan el principal oleoducto de exportación yemení

Milicias tribales han detonado una bomba en el oleoducto yemení que canaliza la mayoría del crudo que exporta el país y lo han dejado inservible, según han informado fuentes gubernamentales.
El incidente ha ocurrido este sábado en la provincia de Maarib y supone el cuarto ataque de estas características sufrido por el oleoducto en el último mes.
El fuego ha causado daños que han obligado a paralizar el flujo de petróleo entre los campos petroleros de Maarib y la terminal de Ras Isa, en el mar Rojo. La bomba fue colocada a unos 40 kilómetros del comienzo de la canalización.
Aproximadamente el 70 por ciento de los ingresos del Estado yemení procede del petróleo, por lo que las tribus y milicias activas en el país --tanto secesionistas suryemeníes, como chiíes e islamistas de Al Qaeda-- han atacado las instalaciones petroleras en numerosas ocasiones desde el estallido de las revueltas antigubernamentales de 2011.