Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ministerio del Interior de Bangladesh sugiere que Israel está detrás de los asesinatos de laicos

El ministerio del Interior bangladeshí, Asaduzzaman Jan, ha sugerido este lunes que existe un vínculo entre Israel y los recientes asesinatos que han tenido lugar en Bangladesh contra diferentes blogueros y activistas laicos y miembros de minorías.
Jan ha indicado, según unas declaraciones recogidas por la cadena BBC, que un político de la oposición se ha reunido con un agente de la Inteligencia israelí y que existen pruebas de que hay una "conspiración internacional" contra Bangladesh, sin ofrecer más detalles.
"Bangladesh se ha convertido en objetivo de una conspiración internacional. Y una agencia de Inteligencia extranjera se ha unido a esta conspiración", ha afirmado Jan.
Al preguntarle por más detalles, Jan ha asegurado: "Debe de haber notado que un agente de la Inteligencia israelí se ha reunido con un político, no hace falta verificarlo, todos los bangladeshíes saben acerca de esto".
Por su parte, Israel sostiene que estas acusaciones son un sinsentido. En particular, el portavoz del Ministerio de Exteriores israelí, Emmanuel Nahshon, ha asegurado a la BBC que sugerir que Tel Aviv está involucrado en estos ataques es una "tontería absoluta".
Los críticos acusan al Gobierno bangladeshí de negar los asesinatos, la mayor parte de los cuales han sido reivindicados por islamistas o se les señala como culpables.
Las declaraciones de Jan llegan un día después de que la mujer de un oficial de la Policía que investiga las muertes muriera a causa de un disparo. Bangladesh, oficialmente laica pero de mayoría musulmana, no tiene relaciones con Israel y apoya a los palestinos en el conflicto de Oriente Próximo.
Bangladesh ha experimentado una escalada de violencia islamista en contra de activistas liberales, miembros de sectas musulmanes minoritarias e integrantes de otros grupos religiosos.
En los últimos meses, el autodenominado Estado Islámico ha reivindicado la autoría del asesinato de dos extranjeros y del ataque a miembros de grupos religiosos minoritarios.
Sin embargo, el Gobierno ha negado que el grupo terrorista tenga presencia en la región y la Policía ha asegurado que la milicia ilegal Jamaat ul Mujahideen es la responsable de los atentados.