Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mogherini recuerda a Ankara que debe "respetar" las libertades fundamentales como "candidato a la UE"

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha reconocido que la relación entre el bloque y Turquía "es compleja" y le ha avisado de que debe como país candidato "respetar, los estándares más elevados" en materia de democracia y libertades fundamentales tras la confiscación del diario 'Zaman', crítico con el Ejecutivo de Ankara.
"Hay necesidad de que Turquía responda al llamamiento de parte de la Unión Europea, como país candidato, a respetar los estándares más elevados en lo que se refiere a la democracia, al Estado de Derecho, las libertades fundamentales, empezado por la libertad de expresión y de asociación", ha defendido la jefa de la diplomacia europea a su llegada a la cumbre entre la UE y Turquía, centrada en la crisis de refugiados.
Mogherini ha dejado claro que "cualquier país candidato tiene que cumplir estos principios y valores y trabajar de forma concreta para promoverlos dentro de sus fronteras".
La jefa de la diplomacia europea también ha reclamado la necesidad de "reanudar el proceso de paz kurdo" tras su encuentro en Bruselas con el líder del Partido de la Democracia del Pueblo (HDP) prokurdo, Selahattin Dermitas.
Aunque ha dejado claro que "la Unión Europea reconoce al PKK como una organización terrorista", Mogherini ha insistido en que Ankara debe implicarse de nuevo con los representantes políticos kurdos "que expresan su posición de forma pacífica dentro de las instituciones, para dar una perspectiva a la cuestión kurda en el país", una "prioridad" para la UE y algo de lo que también hablarán con el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, en la cumbre de este lunes entre la UE y Turquía.
Respecto a la crisis de refugiados, Mogherini ha insistido en que la UE trabaja con Turquía para tratar de poner fin a la guerra en Siria, una prioridad para la UE y ha subrayado la necesidad de aplicar el plan de acción acordado con Turquía y garantizar que se sostiene de forma inmediata y a largo plazo, al tiempo que ha dejado claro que la ayuda de 3.0000 millones de euros prometida de la UE no es para el Gobierno de Ankara "sino para proyectos para apoyar a refugiados sirios".