Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mogherini confía en que la cooperación estructurada en defensa esté lista antes de diciembre

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha confiado en que el proceso formal para establecer la cooperación estructurada permanente en defensa (PESCO) esté listo "antes del Consejo Europeo de diciembre" después de que los líderes europeos acordaron en junio elaborar "una lista común de criterios y compromisos vinculantes" en un plazo de tres meses.
"Esto debe allanar el camino para la notificación al Consejo para empezar el proceso formal de establecer una cooperación estructurada permanente y confío en que este proceso se pueda hacer antes del Consejo Europeo de diciembre, si los Estados miembro son coherentes con sus compromisos", ha dicho la jefa de la diplomacia europea durante un debate sobre el futuro de la defensa europea en el pleno de la Eurocámara.
La PESCO es una figura nunca utilizada en el Tratado de Lisboa que permitiría a un grupo de países avanzar en la integración por su cuenta para desarrollar capacidades o lanzar operaciones si una mayoría cualificada de países lo avala.
Mogherini ha asegurado que el proyecto de refuerzo de la defensa europea "no lleva a la militarización de la Unión Europea" ni busca "un Ejército europeo" tal y como han denunciado varios eurodiputados pero ha defendido la necesidad de que la UE garantice su "autonomía estratégica" para actuar, dejando claro que la manera "europea" de actuar en defensa implica combinar el "poder duro" y "blando" porque una crisis nunca se resolverá "exclusivamente" con medios militares y "prevenir un conflicto siempre es mejor".
"Somos un poder cooperativo, un poder multilateral", ha dejado claro Mogherini, que ha insistido en que la UE es "una fuerza para la paz y el desarrollo humano" al servicio de "la Carta de la ONU" y como "principal pilar del sistema multilateral". "Es como somos y como vamos a continuar siendo", ha dicho.
La jefa de la diplomacia europea ha insistido en que la UE no se convertirá en "una Alianza militar" y trabaja "muy bien" con la OTAN, al tiempo que ha dejado claro que para la UE la inversión en defensa y seguridad también incluye "la cooperación al desarrollo, el cambio climático y el mantenimiento de la paz" y no le compete pronunciarse sobre si los Estados miembro deben destinar el 2% de su Producto Interior Bruto a defensa o no, insistiendo en que ellos son los que deben decidir su gasto en defensa.
Mogherini sí que ha defendido que la UE puede ayudar a los Estados miembro a gastar "mejor", es decir "gastar juntos" a través del Fondo de Defensa Europeo propuesto por la Comisión Europea para incentivar los proyectos de colaboración en investigación, desarrollo y adquisición de capacidades militares, incluido para financiar proyectos en el marco de la PESCO.
Bruselas ha propuesto destinar casi 600 millones de presupuesto comunitario para proyectos de investigación y desarrollo de prototipos industriales de capacidades militares hasta 2020 y 1.500 millones de euros anuales a partir de 2021. A cambio, los países deberían poner otros 4.000 millones por su parte y comprometerse a adquirir conjuntamente capacidades.
La jefa de la diplomacia europea ha lamentado que los europeos gastan el 50% que Estados Unidos en defensa pero su rendimiento es del 15%, lo que demuestra la necesidad de "racionalizar" y garantizar "la eficiencia de las inversiones" a través de las economías de escala.
EL COSTE DE NO COOPERAR EN DEFENSA
El vicepresidente de la Comisión responsable de Crecimiento y Empleo, Jyrki Katainen, ha avisado de que la falta de cooperación en defensa cuesta a los Estados miembro entre 25.000 y 100.000 millones de euros al año y ha pedido "voluntad política" a los Estados miembros para desarrollar conjuntamente sus capacidades contra la guerra híbrida y la ciberdefensa y ha asegurado que el Fondo Europeo de Defensa no sólo beneficiará a "los proyectos grandes" sino también a "los países pequeños" y "las pequeñas compañías". "Queremos garantizar que todo el mundo puede participar", ha dicho.
Katainen ha pedido "un debate honesto" sobre el futuro de la defensa europea en base a los tres escenarios planteados por la Comisión en función del nivel de ambición, que van desde un escenario de cooperación en base "voluntaria" y "caso por caso", un escenario de cooperación "mucho más ambicioso" en el que se progrese hacia "una policía de defensa común", cuya conclusión es el escenario más ambicioso.
LOS GRUPOS DIVIDIDOS
Los grupos mayoritarios del Partido Popular Europeo, los socialistas y demócratas y liberales han respaldado el refuerzo de la defensa europea, mientras que el grupo de los conservadores y reformistas ha cuestionado de plano el proyecto por su duplicación con la OTAN y los grupos de la Izquierda y los verdes han criticado la militarización de la UE.
El eurodiputado popular alemán Michael Gahler ha defendido la propuesta del Fondo Europeo de Defensa para dar los incentivos "adecuados" para fomentar la cooperación entre países. "Para nuestros socios americanos seremos un socio más atractivos en cuestiones en defensa", ha asegurado.
"Nuestro grupo también apoya el paquete de defensa", ha dicho el eurodiputado rumano socialista Ioan Pascu, que ha criticado sin embargo que el principio de ''compra europeo' no es justificable si la OTAN sigue ejerciendo como el "proveedor de seguridad principal" de Europa.
La eurodiputada liberal belga Hilde Vautmans ha defendido que "el escenario más ambicioso es el único al que deberíamos mirar". "Para nosotros, los liberales, una verdadera defensa europea es lo que necesitamos. Necesitamos un Ejército europeo", ha dicho.
El eurodiputado 'tory' británico Geoffrey Van Order, ha dejado claro por el contrario que ya hay "fuerzas muy capaces en toda Europa" y que es la OTAN la que "vincula a Estados Unidos con la seguridad europea". "¿Por qué la UE quiere crear estructuras de defensa autónomas? Todos sabemos que va de integración política europea", ha dicho.
Un eurodiputado de la Izquierda Unitaria Europa, el chipriota Neoklis Sylikiotis, ha criticado el Fondo Europeo de Defensa para apoyar a la industria del armamento. "¿Quien es el enemigo, de quien nos defendemos?", se ha preguntado, asegurando que la UE debe "apoyar propuestas para crear la paz y la total desmilitarización" y apoyar la economía real, mientras que la eurodiputada de los Verdes, la sueca Bodil Valero, también ha considerado que "militarizar el presupuesto de la UE" es "totalmente equivocado".
El eurodiputado de UKIP Bill Etheridge también ha criticado que el proyecto de defensa europeo es una "fantasía política" que hará "perder dinero a los contribuyentes" y ha avisado de que la OTAN es que mantiene segura a Europa, dejando claro que los europeos deben gastar el 2% del PIB o más a defensa.