Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mogherini alerta de que hay más de 450.000 "potenciales" inmigrantes a Europa en Libia

Los ministros de Exteriores y Defensa de los Veintiocho discutirán el apoyo de la UE a Libia en una cena el 18 de abril en Luxemburgo
La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha alertado de que hay "más de 450.000 personas desplazadas internas y refugiados en Libia que podrían ser candidatos potenciales para la inmigración a Europa" en una carta a los ministros de Exteriores de los Veintiocho.
"El conflicto en marcha en Libia y la falta de ley permite a traficantes operar con inmunidad. Estabilizar Libia constituye un paso crucial para impedir la pérdida de vidas frente a las costas libias y en la ruta del Mediterráneo Central", ha explicado la jefa de la diplomacia europea en una misiva a los ministros de Exteriores de la UE.
En la misiva, fechada el 12 de marzo y a la que ha tenido acceso Europa Press, Mogherini también subraya la necesidad de cooperar con Marruecos, en "todos los ámbitos" a la luz de desafíos "importantes" como la crisis migratoria.
La crisis en Libia, incluida la presión migratoria a Europa desde este país, y el apoyo de la Unión Europea en apoyo de un Gobierno de unidad nacional y a la estabilización del país ha sido precisamente abordada en una reunión en los márgenes de la cumbre este viernes entre el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente francés, François Hollande, el primer ministro italiano, Matteo Renzi, el primer ministro de Malta, Joseph Muscat, y el primer ministro británico, David Cameron, que ha promovido el encuentro, según fuentes europeas. Mogherini también ha participado.
Los líderes europeos también han abordado en su encuentro la cuestión de las sanciones contra varios dirigentes libios -el presidente y primer ministro del Gobierno rebelde de Trípoli y el presidente de la Cámara de Representantes de Tobruk, que ha evitado hasta ahora convocar la votación para respaldar al Gobierno de unidad nacional-- que están obstaculizando la puesta en marcha de un Gobierno de unidad nacional en el país.
Reino Unido y Francia apoya sobre todo las sanciones, aunque "no se ha avanzado" en este asunto, según han explicado las fuentes consultas. Grecia, Chipre y Malta han bloqueado hasta ahora avanzar con las sanciones, según varias fuentes diplomáticas.
AMPLIAR LA MISIÓN CONTRA LAS MAFIAS A AGUAS LIBIAS
Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE han coincidido en la necesidad de "apoyar" a Libia, donde preocupa la creciente expansión del Estado Islámico, y han discutido, entre otros, "cómo preparar" la ampliación de la misión de la UE contra las mafias en el Mediterráneo EUNAVFOR MED a aguas libias, para lo que necesitaría el visto bueno del Gobierno de unidad nacional libio, según han explicado fuentes europeas.
Más de cincuenta traficantes han sido detenidos por la misión desde que comenzó a actuar contra las redes criminales y mafias en octubre pasado en aguas internacionales.
Los ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa de la UE discutirán el apoyo de los europeos a Libia, incluido en el plano de la seguridad, durante una cena que mantendrán el próximo 18 de abril en Luxemburgo a iniciativa de Mogherini, según fuentes europeas.
La UE ha prometido una ayuda inicial de 100 millones de euros para el nuevo Gobierno de unidad en Libia en cuento se ponga en marcha y también han ofrecido la posibilidad de contribuir a la estabilización y la seguridad del país en función de sus necesidades y petición de las autoridades libias y en coordinación con la misión de la ONU en Libia.
Los Veintiocho estudian opciones como el envío de asesores militares para ayudarles en la protección de edificios gubernamentales e infraestructuras críticas, reactivar la misión de apoyo al control de fronteras paralizada en Túnez por la falta de seguridad sobre el terreno y contribuir a la formación de las fuerzas de seguridad libias, para que ellas puedan combatir la amenaza terrorista del Estado Islámico y que la misión de la UE contra las mafias en el Mediterráneo también forme a los guardacostas libios.
Los Veintiocho reforzaron recientemente su misión civil de apoyo al control de las fronteras en Libia, paralizada desde hace más de un año en Túnez por la situación de seguridad en Libia, para avanzar en la planificación de una misión civil para consolidar las capacidades libias en las áreas de la Policía, el Estado de Derecho y la Justicia penal, antiterrorismo, inmigración y gestión fronteriza, en estrecha cooperación con la misión de la ONU en Libia y el Gobierno "legítimo" libio.
En su misiva, Mogherini avanza que estudia "todas las opciones posibles" para contribuir a atajar el tráfico ilícito y la inmigración irregular, incluido misiones de Política de Defensa y Seguridad Común de la UE como la misión en el Mediterráneo y las misiones en Níger y Malí y la posible "regionalización" de las misiones en el Sahel y "una posible misión civil" en Libia para reforzar las capacidades libias. Pero también defiende explorar "la posibilidad de establecer un equipo de expertos desplegables en cuestiones de inmigración y seguridad conforme al artículo 28 del Tratado de la UE".