Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Morales pide a un juez que investigue si su hijo está vivo

El presidente boliviano, Evo Morales, ha pedido a un juez que investigue y determine si el hijo que tuvo durante la relación que mantuvo con Gabriela Zapata, actualmente detenida, está vivo o muerto, según ha informado este martes la ministra de Comunicación, Marianela Paco.
"Lo que ha hecho nuestro presidente es pedir ante un juez de la niñez y la adolescencia en La Paz que inicie las investigaciones y dé certeza de esa posibilidad de que está con vida o no su hijo", ha explicado en rueda de prensa en Cochabamba, según informa la agencia oficial ABI.
La ministra ha explicado que Morales ha tomado la decisión después de que este lunes concluyera el plazo de 24 horas que se había dado para que el menor fuera presentado ante un juez si era cierto que está vivo, como había desvelado este sábado una tía de Zapata.
Por su parte, la ministra de Transparencia, Lenny Valdivia, también ha confirmado que Morales acudirá a la justicia para tratar de conocer si su hijo está vivo. En este sentido, en declaraciones a una emisora local, ha insistido en que "al presidente se le dijo que el niño nació, después el presidente colaboró económicamente porque se le dijo que el niño estaba enfermo".
"Cuando insistió en ver al niño, es que se le dice que ya había fallecido, ni siquiera se le comunica o se le dice acaba de fallecer, no; se le dice cuando él insiste en querer ver al niño", ha añadido Valdivia, justificando así que el presidente desconociera la situación del menor.
RELACIÓN CON ZAPATA
Morales reconoció el pasado 5 de febrero que había mantenido una relación sentimental con Gabriela Zapata entre 2005 y 2007, cuando ya era presidente y dijo que había tenido un hijo con ella que había fallecido. Sin embargo, este fin de semana se supo que el menor, que tendría ocho años, sigue con vida.
Por ello, el presidente asumió este lunes en rueda de prensa la paternidad del pequeño y se ofreció a acogerlo. "Yo creí en las palabras, en la información de la madre de mi hijo", señaló, en relación a una versión que se ha demostrado "falsa". "No tengo ningún problema me lo recojo, es una alegría", aseguró Morales, que apeló a su "derecho" como padre.
Zapata, expareja de Morales, ingresó en prisión este fin de semana imputada por tres delitos. Las autoridades ponen en duda una serie de contratos estatales --tres mediante designación directa-- obtenidos para la empresa china CAMC, para la que Zapata trabajaba como representante en Bolivia.