Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Morales promulga una ley para controlar el espacio aéreo y prevenir el narcotráfico

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha promulgado este martes una nueva ley que refuerza la soberanía del país en el espacio aéreo y el derecho legítimo a la defensa, además de prevenir el narcotráfico por las avionetas ilegales que operan en el este del país.
La Ley 521 de Seguridad y Defensa del Espacio Aéreo ha sido presentada en el acto que Morales ha mantenido este martes en el Palacio de Gobierno con oficiales de las Fuerzas Armadas y autoridades del Ejecutivo y Legislativo, según ha publicado la Agencia Boliviana de Información (ABI).
Morales ha destacado que la nueva ley "permite fundamentalmente enfrentar al narcotráfico", debido a la presencia en el este del país de avionetas sin permiso, que el ministro de Defensa, Rubén Saavedra, ha calificado de "infractoras, ilícitas y hostiles".
El ministro ha explicado que la ley establece y regula las acciones, procedimientos y controles para vigilar y defender el espacio aéreo, además de permitir el derribo de aviones que incumplan con la normativa vigente.
Morales ha insistido en que la nueva norma es sólo un "instrumento" para mejorar la lucha contra el narcotráfico, aunque ha asegurado que esta tarea actualmente "va bien", gracias al esfuerzo de las Fuerzas Armadas, la Policía y los campesinos productores de coca.
El presidente ha reconocido a estos campesinos como los que delimitan las áreas de cultivo de acuerdo con lo permitido y ha añadido que, en la actualidad, demandan más proyectos productivos, como por ejemplo la construcción de piscifactorías.
Al evaluar el modelo de lucha contra el narcotráfico en Bolivia, Morales ha afirmado que el contar con la población civil ha permitido el ingreso a zonas donde antes ningún Gobierno había llegado, con el objetivo de erradicar la hoja de coca excedentaria.
El presidente también ha asumido que el modelo de lucha contra la droga debe ser reforzado, como en esta oportunidad con normas, pero también con tecnología, para lo que ha anticipado que ya están realizando gestiones para conseguir equipamiento técnico, como radares.
Además, Morales ha reflexionado sobre la efectividad que tendría la participación responsable de los países donde hay "mercado de drogas" en la lucha contra el narcotráfico sin confundir esa tarea con otra de carácter político.