Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moscovici dice que un nuevo desembolso para Grecia atenuaría posibles efectos recesivos de las reformas

El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, ha asegurado este martes ante el pleno del Parlamento Europeo que un nuevo desembolso de liquidez para Grecia, que llegaría tras cerrar la primera revisión del rescate heleno, tendría un impacto "positivo" para la economía del país y, al mismo tiempo, atenuaría posibles efectos recesivos parciales de las medidas fiscales aprobadas por el Gobierno de Alexis Tsipras.
"Es importante que las medidas sean votadas la semana que viene, es una condición previa para la conclusión de la revisión y para el desembolso que acompañará. Está previsto que el fondo de rescate desembolse una suma importante para el pago rápido de los atrasos a sus acreedores, que tendrá un impacto positivo para la economía y atenuaría los efectos de las medidas fiscales que pueden tener, es verdad, un efecto recesivo parcial", ha señalado el comisario.
Así, el socialista francés ha asegurado estar "muy confiado" para poder alcanzar "decisiones favorables" en el próximo encuentro de ministros de Economía de la Eurozona (Eurogrupo), tanto sobre el paquete de reformas y el 'plan de contingencia' exigidos para cumplir con los objetivos establecidos en el rescate de la economía griega como también "sobre la cuestión de la deuda".
"Grecia ha recorrido, con la ayuda de sus socios, una parte muy significativa del camino trazado entre todos el pasado agosto, pero aún no ha alcanzado la línea de llegada", ha expresado Moscovici ante los eurodiputados, antes de admitir que el Ejecutivo comunitario está "muy satisfecho" con la declaración del Eurogrupo de este lunes, que se reunión de forma extraordinaria, sobre la deuda griega.
"La viabilidad de la deuda es una parte fundamental del acuerdo. Por primera vez en el Eurogrupo hemos tenido un debate abierto y constructivo sobre este tema. La Comisión está preparada para contribuir a nivel técnico", ha destacado.
Por su parte, el presidente del Partido Popular Europeo (PPE) en la Eurocámara, Manfred Weberm ha acusado al Ejecutivo de Syriza de haber dañado la economía helena desde su llegada al Gobierno.
"Hay que decir claramente que el año pasado fue un año perdido para Grecia y muy dañino para la economía griega. Un comportamiento ingenuo no nos lo podemos permitir nosotros ni Grecia", ha manifestado Weber, al tiempo que ha instado a los electores helenos a "no creer en los populistas".
A su vez, el líder de los socialistas europeos en el Parlamento Europeo, Gianni Pittella, ha apuntado que "el problema no es Atenas" sino el Fondo Monetario Internacional (FMI), una institución "extremista" que "en nombre de una visión vengativa quiere castigar a Grecia y habla de austeridad preventiva".
"Si el FMI quiere sabotear una vez más este acuerdo, la UE tiene que tener la fuerza para ir adelante sola", ha reivindicado el italiano, que además ha indicado que tras el Eurogrupo de este lunes "están todas las condiciones para concluir positivamente la revisión de la ayuda y revisar el alivio de la deuda griega".
Por último, el representante de Izquierda Unitaria Europea (GUE) y eurodiputado de Syriza, Dimitrisi Papadimoulis, ha respondido a Weber que fue el Gobierno de Nueva Democracia, socio del PPE, el que provocó que el déficit griego de 2009 fuera "tan importante".
En cualquier caso, Papadimoulis ha argumentado que "después de sacrificios importantes" hubo "buenas noticias" tras el Eurgrupo de ayer "que pueden arrojar cierta esperanza de estabilidad económica y política" y que "pueden permitir la vuelta al crecimiento y garantizar la viabilidad de la deuda griega".