Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moscú ve en las nuevas sanciones de la UE una "mala interpretación" de la situación en Ucrania

El Gobierno ruso ha expresado este martes su "repulsión" por las nuevas sanciones impuestas por la UE a altos cargos rusos y ucranianos y ha considerado que éstas son el resultado de una "mala interpretación" de la situación en el este de Ucrania por parte de los europeos.
"Si alguien en Bruselas espera estabilizar la situación en Ucrania de este modo, esto es una prueba obvia de una completa mala interpretación de la situación política interna en ese país y una invitación directa a los neonazis locales a seguir con su crueldad y linchar a civiles en el sureste de Ucrania", ha afirmado el Ministerio de Exteriores ruso en un comunicado.
Para el departamento que dirige Sergei Lavrov, las nuevas sanciones contra dirigentes rusos y ucranianos "no pueden sino causar repulsión". "En lugar de conseguir que la camarilla de Kiev se siente en una mesa de conversaciones junto con las regiones del sureste y discuta sobre la futura estructura del país, nuestros socios han emulado a Washington y están llevando a cabo más gestos inamistosos hacia Rusia", ha lamentado, según recoge la agencia Itar-Tass.
La Unión Europea ha impuesto sanciones --congelación de activos y restricción de visados-- contra otros quince dirigentes rusos y ucranianos, incluidos el viceprimer ministro ruso responsable de supervisar la integración de Crimea a Rusia, Dmitri Kozak, el jefe de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas ruso, Valeri Gerasimov, y varios dirigentes separatistas de la autoproclamada República de Donetsk.
La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, ha confirmado que los quince nuevos dirigentes rusos y ucranianos han sido sancionados "por amenazar la integridad territorial, soberanía e independencia de Ucrania" y ha avisado de que "si es necesario", la UE estudiará "medidas individuales adicionales posibles".