Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere Snooty, el manatí en cautividad más viejo del mundo, en su fiesta de cumpleaños

Muere Snooty, el manatí en cautividad más viejo del mundo, en su fiesta de cumpleañostelecinco.es

Snooty era una estrella en el Parker Manatee Aquarium, en el South Florida Museum. Desde 1949, el manatí vivía en cautividad en el acuario estadounidense, convirtiéndose en uno de los más longevos del mundo como recoge el Guinness World Records. El manatí había cumplido recientemente 69 años y el pasado domingo se encontraba celebrando su fiesta de cumpleaños junto a cientos de visitantes, cuando falleció trágicamente, en unas circunstancias que todavía se desconocen. Se ha abierto una investigación para esclarecer las causas del fallecimiento.

Snooty, quien el Guinness World Records reconoce como el manatí en cautividad más longevo, falleció este domingo, tan solo dos días después de cumplir 69 años. El manatí, que vivía en el acuario de Brandenton en Florida (Estados Unidos) desde 1949, murió mientras estaba en su fiesta de cumpleaños.
Así lo ha comunicado el propio centro en las redes sociales, como informa Metro, aunque dieron pocos detalles sobre la causa de su fallecimiento.
Brynne Anne Besio, directora de South Florida Museum, dice que se está investigando lo sucedido: “Estamos revisando que pasó y estamos en una investigación de las circunstancias. Snooty era un animal tan único y tenía tanta personalidad que la gente no podía evitar sentirse atraída”.
“Estamos orgullosos de haberlo tenido con nosotros durante tanto tiempo y continuaremos con su legado a través de nuestro programa de rehabilitación de manatíes”, dice la directora al citado medio.
Snooty, que se encontraba perfectamente de salud y que comía cerca de 36 kilos de verduras todos los días, era una auténtica estrella en el Parker Manatee Aquarium, donde en cada fiesta de cumpleaños, cientos de visitantes acudían para cantarle el cumpleaños feliz.