Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere un destacado comandante de Hezbolá en los combates en la provincia siria de Alepo

Un destacado comandante del partido-milicia chií libanés Hezbolá ha muerto en los últimos días en los enfrentamientos registrados en la provincia siria de Alepo (norte), según medios vinculados al grupo.
Estos medios han identificado al comandante como Jalil Alí al Sayed Hasán, describiéndole como "un mártir caído en su labor de la yihad contra los mercenarios de la blasfemia y el wahabismo".
Según las informaciones recogidas por el diario local 'An Nahar', Hasán, residente en la localidad libanesa de Aitarun (sur), pertenecía a la primera generación de operativos de Hezbolá y fue comandante de campo en Alepo desde el inicio de las operaciones del grupo en la zona.
El partido-milicia ha mantenido durante el conflicto en Siria su apoyo al presidente, Bashar al Assad, participando junto a las fuerzas de seguridad sirias en varios combates contra grupos opositores armados desde 2012.
La intervención del grupo en el conflicto supuso una violación de la Declaración de Baabda, firmada por todas los partidos políticos del país, que estipula la neutralidad de Líbano ante los eventos en la región, limitando su papel al control de la frontera y el tráfico de armas y combatientes.
Desde entonces, varios altos cargos del partido-milicia han muerto en combate, entre ellos su líder militar, Mustafá Badreddine, quien murió en mayo por disparos de artillería cerca del aeropuerto de la capital, Damasco.