Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren 11 personas en un bombardeo y un ataque con artillería supuestamente ejecutados por la coalición en Raqqa

Al menos once civiles, entre ellos seis niños, han muerto este lunes en un bombardeo y un ataque de artillería supuestamente ejecutados por la coalición internacional en la localidad siria de Raqqa, según ha informado el Observatorio Sirio por los Derechos Humanos.
El organismo, con sede en Londres e informantes en el país árabe, ha detallado que entre las víctimas mortales figuran una mujer y tres de sus hijos, así como siete miembros de una misma familia --tres mujeres, tres niños y un hombre--.
El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos ha señalado además que el ataque con artillería ha dejado "numerosos heridos" y ha causado daños a infraestructuras de la ciudad.
La coalición internacional ha sido acusada en las últimas semanas de la muerte de decenas de personas en bombardeos en Raqqa y sus alrededores.
Las operaciones aéreas de la coalición tienen lugar en respaldo a las operaciones de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), que encabeza una ofensiva contra el grupo yihadista Estado Islámico, que tiene en Raqqa su principal bastión en Siria.
Las FDS, que están integradas por unidades de combatientes árabes y kurdos y cuenta con el respaldo aéreo de la coalición, anunciaron el 6 de noviembre el comienzo de las operaciones para la reconquista de Raqqa, en el marco de la ofensiva 'Éufrates Enfurecido'.
El Observatorio ha asegurado este mismo lunes que las FDS han logrado avances frente a los yihadistas en la zona occidental de la ciudad, escenario de intensos combates durante la jornada en el área del mercado de Al Hal, en el sur de la misma.
El organismo ha resaltado que las FDS se han hecho con el control de la zona situada entre los barrios de Al Safahiye y de Al Yarmuk, tras los bombardeos llevados a cabo por la coalición encabezada por Estados Unidos.
Durante los combates habrían muerto al menos 23 milicianos de las FDS y 17 miembros de Estado Islámico, si bien por el momento no hay un balance oficial de víctimas.
Además de Raqqa, Estado Islámico todavía retiene la mayor parte de los 200 kilómetros del tramo del valle del Éufrates que llega hasta la frontera con Irak.