Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren al menos 15 civiles en un atentado suicida en Maiduguri

Al menos 15 civiles han fallecido este martes a consecuencia de un atentado suicida perpetrado en la localidad nigeriana de Maiduguri, capital del estado de Borno, un incidente del que las autoridades han acusado a la secta islamista Boko Haram.
El Ministerio de Defensa ha detallado que seis atacantes han muerto en la explosión, que ha tenido lugar cuando un miliciano ha hecho explotar su vehículo cerca de un puesto de control militar, según ha informado la cadena de televisión británica BBC.
En base a estas informaciones, la explosión se ha registrado cuando un grupo de soldados intentaba evitar que los milicianos introdujeran varios coches bomba en una gasolinera.
"Tres coches bomba han sido desarticulados, pero un cuarto ha explotado", ha dicho el portavoz del ministerio, Chris Okulade, quien ha afirmado que, al parecer, ha sido activado por uno de los atacantes.
Boko Haram, cuya lucha para crear un estado islámico en el norte de Nigeria se ha cobrado miles de vidas, está cometiendo cada vez más ataques contra la población civil.
Más de 3.000 personas han muerto en los últimos cuatro años en los ataques perpetrados por el grupo contra las fuerzas de seguridad en la mitad norte y en la franja central de Nigeria, unas zonas donde los musulmanes son mayoría, frente al sur, predominantemente cristiano y donde se concentra la mayoría de los recursos naturales y la industria nigeriana.
Esta misma semana, la organización no gubernamental Amnistía Internacional (AI) cifró en 1.500 el número de muertos, más de la mitad de ellas civiles, en ataques de Boko Haram y las "descontroladas represalias por parte de las fuerzas de seguridad nigerianas" en los tres primeros meses de 2014.
"La escalada de violencia en el noreste de Nigeria en 2014 ha evolucionado hacia una situación de conflicto armado no internacional en el que todas las partes están violando el Derecho Internacional Humanitario", aseguró el director de Investigación para África de AI, Netsanet Belay.