Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren tres gendarmes en dos atentados perpetrados en Níger

Al menos tres gendarmes nigerinos murieron el miércoles y otros cuatro resultaron heridos en dos atentados perpetrados en el país, que se han saldado además con la muerte de cinco terroristas suicidas implicados en uno de ellos.
El Ministerio de Defensa del país africano ha detallado en un comunicado publicado este jueves que en el primer ataque, perpetrado por la secta islamista Boko Haram en la localidad de Bosso (sureste), se saldó con tres heridos y la muerte de cinco terroristas suicidas, entre ellos tres mujeres.
El portavoz del ministerio, Ledru Moustapha, ha agregado que el segundo ataque, en la ciudad de Dolbel (suroeste), murieron tres gendarmes y uno resultó herido de gravedad. Por el momento ningún grupo ha reclamado la autoría de este atentado.
En su comunicado, el ministerio y el presidente del país, Mahamadou Issoufou, han expresado sus condolencias a los familiares de las víctimas, según ha recogido el diario local 'Le Sahel'.
Los ataques han sido perpetrados a pocos días de la celebración de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, en las que Issoufou se medirá al líder opositor Hama Amadou, quien el miércoles fue evacuado de prisión a un hospital francés.
El opositor, que se encontraba encarcelado en la prisión de Filingué y está acusado de formar parte de una red de tráfico de bebés, fue trasladado durante la jornada a la capital, Niamey, desde donde voló a Francia.
Amadou, que quedó segundo en las elecciones presidenciales, aclaró la semana pasada que se presentará a la segunda vuelta, a pesar de que la alianza que le respalda, Coalición para una Alternativa (COPA), anunció un boicot.
Issoufou ganó cómodamente la primera ronda al obtener el 48 por ciento de los sufragios, pero no logró una mayoría suficiente. Amadou, detenido en noviembre por su presunta relación con el tráfico de bebés, quedó segundo con un 18 por ciento.
El presidente ha basado su campaña electoral en la promesa de aplastar la insurgencia islamista y reactivar la economía de Níger, uno de los países más pobres del mundo.