Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren 39 insurgentes y 10 soldados en una ofensiva militar en el norte de Pakistán

Aspecto del sitio en donde se produjo un ataque suicida con bomba contra la policía en Peshawar (Pakistán) hoy, 12 de junio. Pakistán se encuentra bajo una gran presión para eliminar santuarios de los Talibanes y de combatientes de al-Qaeda en la región, lo que ha llevado a una respuesta de los militantes intensificando los ataques contra las instalaciones gubernamentales y de seguridad en todo el país. EFEtelecinco.es
Al menos 39 supuestos insurgentes y 10 soldados han muerto en combates registrados en las últimas 24 horas en el valle de Swat, principal escenario de la operación que el Ejército paquistaní lleva a cabo contra los talibanes en el norte del país, informó hoy el mando militar.
El combate más violento tuvo lugar en la zona de Chuprial, donde las tropas consolidaron posiciones y se desencadenaron unos choques en los que 39 "terroristas" perdieron la vida, según un comunicado.
En esa ofensiva, ocho soldados murieron y otros 13 resultaron heridos.
En la zona de Kabbal, dos soldados y un número indeterminado de insurgentes fallecieron en choques armados, que causaron heridas a 8 militares.
Otros tres soldados resultaron heridos a causa de un ataque insurgente contra las fuerzas de seguridad en la zona de Charbagh.
De acuerdo con la versión militar, las tropas distribuyeron los alimentos, suministros y medicinas transportados en 6 camiones en distintos puntos del valle de Swat.
Hasta este momento, los militares han entregado 1.155 toneladas de alimentos para los desplazados por el conflicto en el norte del país.
Desde que se inició la ofensiva militar a finales de abril, 1.400 integristas y un centenar de soldados han perdido la vida en los distritos septentrionales de Bajo Dir, Buner, Shangla y el propio Swat, pertenecientes a la división regional de Malakand.
Las ofensivas actuales del Ejército y otras llevadas a cabo en 2008 también en el noroeste del país han causado el éxodo de al menos 1,9 millones de civiles, según datos provisionales del Gobierno y de la ONU.
El subsecretario de Estado estadounidense para Asuntos Políticos, William Burns, dijo ayer en Nueva Delhi que el extremismo y la inestabilidad en Pakistán son un problema "muy real" y que el Gobierno de EEUU está intentando fortalecer la capacidad de los líderes paquistaníes para que hacer frente a ese reto.