Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren tres israelíes por un ataque de un palestino en un asentamiento de Cisjordania

Tres israelíes han muerto y uno ha resultado herido a causa de un ataque llevado a cabo a última hora del viernes por un joven palestino en una vivienda de la colonia judía de Neve Tzuf, en Cisjordania, según han informado las autoridades.
De acuerdo con la investigación preliminar, un palestino de 19 años identificado como Omar al Abed ha irrumpido alrededor de las 21.30 (hora local) en una casa del asentamiento israelí y ha apuñalado a cuatro de las diez personas que estaban dentro.
Dos hombres de 40 y 60 años y una mujer de 40 años han muerto, mientras que otra mujer de 60 años ha logrado sobrevivir y ha sido trasladada al Centro Médico Rabin, donde está ingresada en estado grave, indica el diario israelí 'Yedioth Ahronoth'.
Durante el ataque una mujer logró esconderse con los niños en una habitación de la casa desde la que llamó por teléfono a la Policía. Sin embargo, el primero en intervenir fue un vecino de la familia que es miembro de las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF) y que consiguió abatir a tiros al agresor, que está herido.
Antes de llevar a cabo el ataque, el joven palestino escribió en Facebook: "Tengo muchos sueños y creo que se harán realidad. Amo la vida y me encanta hacer felices a los demás, pero ¿qué es mi vida cuando Israel mata mujeres y niños y profana nuestra (mezquita de) Al Aqsa?".
Este incidente estaría relacionado con las protestas que han recorrido Jerusalén, Cisjordania y la Franja de Gaza este viernes, en las que tres palestinos han muerto y cerca de 200 han resultado heridos, de acuerdo con la agencia de noticias palestina Maan.
Los musulmanes protestan contra el cierre de la Explanada de las Mezquitas, ordenado hace una semana por el Gobierno de Benjamin Netanyahu en respuesta a un ataque efectuado por tres árabe-israelíes contra la Policía en la Puerta de los Leones, cerca del complejo religioso, en la Ciudad Vieja de Jerusalén. Los tres agresores y dos agentes murieron.
Es la primera vez que Israel cierra la Explanada de las Mezquitas desde 1969, algo que los palestinos y el mundo musulmán en general han interpretado como un intento del Gobierno hebreo de aumentar su control sobre este lugar, sagrado para musulmanes y judíos.