Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren 12 personas y 50 resultan heridas al explotar un tren en Italia

Un tren ha explotado en Italia causando diez muertos. Vídeo: Informativos Telecincotelecinco.es
La explosión de los vagones de un tren cargado de gas en la ciudad italiana de Viareggio, en la Toscana, ha dejado una cifra de 12 muertos y 50 heridos, 16 de ellos ellos graves y con quemaduras en el 90% del cuerpo. Además hay cuatro desaparecidos. El estallido provocó un aparatoso incendio y el derrumbe de varios edificios cercanos a la estación. Se teme que haya personas atrapadas entre los escombros.
La unidad de crisis se intaló en la comisaría de la ciudad. Los heridos han sido trasladados al hospital de Versilia, a la espera de ser evacuados a otro centro médico de la región. Por el momento, los fallecidos se elevan a diez. Entre ellos hay un niño, que apareció carbonizado entre las ruinas de una casa. Dada la gravedad de los 35 heridos y el derrumbe de algunos de los edificios colindantes a la estación, se teme que el número de muertos ascienda.
De uno de los edificios en ruinas ha sido rescatado con vida esta madrugada un niño. En estos momentos, los bomberos buscan, con ayuda de perros especializados, posibles víctimas de una casa derrumbada en la que habitaban 18 personas. El incendio provocado por la explosión de los vagones no ha sido aún controlado. Se trabaja para evitar que los otros vagones cargados con gas puedan estallar por la propagación del calor.
Diferentes versiones
El suceso se ha registrado hacia las 23:50 de este lunes, poco antes de que el convoy alcanzara la estación. Uno de los vagones descarriló y arrastró a otros cuatro más, causando el escape del gas. Según el relato de varios testigos, el tren entró en la estación con los "frenos en llamas". El maquinista, que logró escapar con vida de la catástrofe, afirmó que el convoy circulaba a 90 kilómetros por hora.
Pero trabajadores de la estación aseguraron que el tren entró en la estación "a toda velocidad. Se veían chispas que salían de los raíles y venía envuelto en una nube de polvo. Después comenzaron las explosiones, que transformaron la estación, las casas de alrededor y los coches aparcados en Vía Aurelia, en una gran hoguera".
Descartado el choque entre trenes
Fuentes de la prefectura de Lucca dijeron que una "nube de gas" creada por el escape de gas de los vagones, que "cedieron en su estructura al descarrilar", alcanzó una casa vecina y en ese momento, un chispa pudo haber causado la deflagración no sólo de los vagones, sino también del propio edificio saturado del elemento inflamable.
Debido a esta hipótesis, la Prefectura y Ferrocarriles del Estado, ya han descartado el que "se registrara un choque entre dos trenes". El "efecto bomba" ha causado una onda expansiva que ha afectado a varios edificios vecinos que se han derrumbado, mientras que otros se han visto envueltos en llamas. Los muertos y los heridos son todos ellos civiles y han resultado afectados en una zona residencial de 300 metros próxima al área de la explosión, añadieron.
La ropa en llamas
Pocos minutos después de la explosión, Protección Civil de la zona declaró el estado de emergencia e hizo confluir en el lugar a los bomberos de Toscana y Liguria. Los testimonios de la tragedia se multiplican: "He visto gente que se escapaba de los coches incendiados quitándose la ropa en llamas, verdaderas antorchas humanas", declaraba una vecina. Otra afirmaba que había "al menos cuatro personas en el suelo cubiertas con sábanas mientras los coches explotaban como si fueran bombas, continuaban explotando una hora después del descarrilamiento del maldito tren".
El tren, formado por catorce vagones, procedía de la localidad de Trecate (Piamonte) y se dirigía a Gricignano (Campania). Según Ferrocarriles del Estado, a su partida, el convoy se encontraba en óptimas condiciones.
JNP