Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren dos policías israelíes en un atentado en el Valle del Jordán

Dos policías israelíes murieron esta noche en un atentado con armas automáticas en el valle del Jordán, en una carretera fronteriza que cruza la Cisjordania palestina y llega al sur de la Galilea israelí.
"Se trata de un atentado palestino que ha dejado dos muertos", dijo a Efe Miki Rosenfled, portavoz de la Policía.
Sin embargo, otras fuentes policiales advirtieron que "la investigación prosigue" y "se investigan todas las direcciones", aunque reconocieron que "todos los indicios apuntan a un crimen de móvil nacionalista", es decir, perpetrado por milicianos palestinos.
Las dos víctimas son agentes de policía, un hombre y una mujer, y fueron hallados en "el interior de un vehículo volcado con disparos en la cabeza", describe la edición electrónica del diario Maariv.
Los primeros informes sobre un vehículo tiroteado y en su interior dos personas en estado crítico llegaron a los servicios de emergencia pasadas las 20.00 hora local (18.00 GMT), en una llamada de una mujer que pasó por la zona.
Fuentes de los servicios de emergencia informaron de que el ataque se produjo en la carretera 90 en un cruce a la altura del asentamiento de Mesoá, a menos de un kilómetro de la frontera con Jordania y al norte del distrito palestino autónomo de Jericó.
La 90 es una carretera fronteriza de unos 500 kilómetros de largo que cruza Israel de un extremo a otro, y que al hacerlo pasa también por el territorio ocupado de Cisjordania.
El coche fue atacado al parecer cuando estaba en movimiento y volcó porque el conductor perdió el control del volante tras ser tiroteado.
"Numerosos efectivos de la Policía y del Ejército se han desplegado en la zona en busca de los atacantes", agregó Rosenfeld que pidió a la población judía del Valle del Jordán permanecer en sus casas hasta que se esclarezca la situación.
La Policía teme que el o los atacantes merodeen por la zona con la intención de cometer nuevos atentados.
No lejos de dónde hoy se registró el atentado, otro israelí resultó gravemente herido hace dos meses cuando circulaba también por una carretera de Cisjordania.
Los ataques contra israelíes en carreteras palestinas fueron frecuentes durante la Intifada de Al-Aksa, pero se redujeron considerablemente cuando llegó a la presidencia palestina Mahmud Abás, en 2005.
En los últimos seis meses, según algunos comentaristas en relación con el fracaso del proceso de Annapolis, se han registrado al menos otros dos sucesos de estas características.