Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren 17 personas y 96 resultan heridas en tres atentados con coche bomba ejecutados en Bagdad

Al menos 17 personas han muerto y otras 96 han resultado heridas este miércoles en tres atentados ejecutados en distintos puntos de la capital de Irak, Bagdad, según ha informado la agencia iraquí de noticias NINA.
En base a estas informaciones, facilitadas por fuentes de seguridad, los ataques han sido llegados a cabo en el barrio de Ciudad Sader, de mayoría chií, y dos zonas ubicadas en el centro de la ciudad.
En el caso del atentado con coche bomba en Ciudad Sader, el balance de víctimas se sitúa en los nueve muertos y 37 heridos, mientras que otras tres personas han muerto y 29 han resultado heridas tras explotar otro coche bomba en el centro de la capital.
El portavoz de la Sala de Operaciones de Bagdad, Saad Maan, ha detallado que, en este último ataque, el vehículo se encontraba aparcado cerca de un puesto de control ubicado en una calle que lleva al Teatro Nacional.
Por último, la explosión de un tercer coche bomba frente a un restaurante ubicado también en el centro de Bagdad ha provocado la muerte de cinco personas y ha causado heridas a otras 28, según fuentes de seguridad.
Hasta el momento, ningún grupo ha reivindicado la autoría del ataques, si bien la mayoría de los atentados ejecutados en las últimas semanas en el país han sido llevados a cabo por el grupo extremista Estado Islámico.
El grupo es una organización 'yihadista' nacida en Irak y relacionada --aunque no vinculada-- con la red terrorista Al Qaeda. Con la sublevación en 2011 contra el régimen del presidente sirio, Bashar al Assad, el grupo penetró en Siria y desde allí ha lanzado en las últimas semanas una ofensiva que le ha permitido hacerse con el control del norte y el oeste de Irak.
Estado Islámico proclamó a finales de junio el Califato Islámico y nombró califa a su líder, Abú Bakr al Baghdadi. La nueva organización se declara Estado independiente y reclama que todos los musulmanes del mundo le juren fidelidad.