Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren las dos siamesas nacidas en Gaza

Las siamesas llegaron a Arabia Saudí el pasado día 7 para ser separadas. Foto: ATLAStelecinco.es
El equipo que atendía a las menores, de dos semanas de edad, reconoció ayer que era imposible separarlas, y anunció que su estado de salud era precario por graves infecciones bacterianas y bronquiales.
El ministro de Salud saudí, Abdalá al Rabiaa, en el comunicado dado a conocer hoy por los medios locales de comunicación, dijo que las siamesas murieron porque su situación empeoró mientras eran tratadas por el equipo médico "por la presencia de infecciones agudas".
Los exámenes efectuados a las dos niñas, que nacieron el 27 de marzo, indicaban que tenían dos corazones que funcionaban como uno solo, y compartían el sistema digestivo y el hígado.
"Casos como éstos no sobreviven", reconoció el ministro de Salud al dar a conocer el primer parte médico sobre el estado de las siamesas.
El padre de las bebés, Yaser abú Asi, había pedido ayuda a las autoridades sanitarias y, tras conocer el caso, el rey Abdalá de Arabia Saudí ordenó que las menores fueran atendidas en una clínica de Riad especializada.
Desde Gaza, el padre se había quejado de que sus hijas debían haber viajado a Arabia Saudí antes y que la razón del retraso fue la lucha de poder entre el movimiento islamista Hamás, que controla Gaza, y la Autoridad Nacional Palestina (ANP) que gobierna en Cisjordania.
"He sido víctima de las diferencias entre Al Fatah (movimiento que lidera el presidente de la ANP, Mahmud Abás) y Hamás", dijo el padre en Gaza.
Abú Asi señaló que cada uno de los dos Ministerios de Sanidad palestinos a los que solicitó ayuda aspiraban a ser contactados por Arabia Saudí a fin de atribuirse el haber de posibilitado la partida de las bebés.
A ello se unió el bloqueo que sufre Gaza desde hace más de tres años por parte de Israel, por lo que fue necesario conseguir los permisos correspondientes de Egipto para que pudieran salir por el paso fronterizo de Rafah, que se abre ocasionalmente.      LA