Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren 2 soldados de la OTAN en un ataque contra la base militar de EEUU en Afganistán

Soldados estadounidenses durante una ceremonia celebrada en la base militar de Kandahar, Afganistán, el pasado 15 de mayo. EFE/Archivotelecinco.es
Dos soldados de la OTAN murieron hoy en un ataque insurgente contra la principal base militar de Estados Unidos en Afganistán, situada unos 60 kilómetros al norte de Kabul.
El mando militar estadounidense y la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), misión bajo mando de la OTAN, confirmaron la muerte de los dos soldados extranjeros en sendos comunicados, aunque no revelaron su nacionalidad.
A primera hora de la mañana, un "ataque de fuego indirecto" contra la base acabó con la vida de los militares y dejó heridas a seis miembros del personal que da asistencia a las tropas extranjeras, según la ISAF.
Los heridos ya han sido trasladados a una dependencia médica de la base para ser atendidos.
Por el momento "se desconoce" si el ataque se ha cobrado también víctimas civiles, según la comandancia estadounidense y la OTAN, que no ofrecieron más detalles sobre la naturaleza o la autoría del ataque.
"A medida que continuemos con esta misión vital para ayudar al pueblo afgano, recordaremos este sacrificio con honor y el más alto respeto", dijo un portavoz de la ISAF, Richard Blanchette.
El pasado 4 de marzo tres personas resultaron heridas en un atentado suicida perpetrado frente a la gran instalación militar de Bagram.
Las tropas han sufrido varios ataques en Bagram, como el que tuvo lugar a las puertas de la base en febrero de 2007 durante la visita del entonces vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney, que salió ileso del atentado.
A tan sólo dos meses de la celebración de los comicios presidenciales afganos, los talibanes siguen protagonizando frecuentes ataques contra las tropas extranjeras y afganas en todo el territorio, especialmente en el cinturón sudoriental del país, donde tienen mayor presencia.