Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren cuatro soldados en una emboscada ejecutada por hombres armados en Bhannine

Al menos cuatro soldados libaneses han muerto este domingo durante una emboscada en los alrededores de la localidad de Bhannine, ubicada al norte de Trípoli, según ha informado el diario libanés 'An Nahar'.
"Durante su despliegue en (el área de Dhur Muhammara), las tropas militares fueron emboscadas por un grupo terrorista. El Ejército se enfrentó a los hombres armados y causó bajas", ha dicho el Ejército a través de un comunicado, en el que no ha especificado el número de milicianos muertos y heridos.
De acuerdo con estas informaciones, el Ejército libanés continúa sus operaciones en los alrededores de Bhannine en un intento por capturar al resto de los integrantes del grupo que ha llevado a cabo la emboscada.
Este mismo domingo, las milicias del barrio suní de Bab al Tabané, en la ciudad de Trípoli, han secuestrado a un soldado del Ejército en el marco de la ofensiva militar contra los grupos insurgentes de la zona norte del país.
Mientras, el Ejército continúa con la operación contrainsurgente en Bab al Tabané y se han producido nuevos combates que han producido varios heridos, especialmente tras el bombardeo sufrido por la mezquita de Harba, ha informado un corresponsal de la agencia estatal libanesa de noticias, NNA.
Los combates de este domingo comenzaron en el mercado de verduras, en Tallat al Omari y la calle Siria. En esta zona habría muerto un niño, Alí al Sheij. En los enfrentamientos se han utilizado lanzagranadas y armamento pesado, mediano y ligero. El Ejército ha empleado además helicópteros de combate.
La última oleada de violencia comenzó el viernes pasado en Trípoli con la muerte de dos civiles y dos milicianos. Otras 20 personas entre civiles y soldados resultaron heridas.
El sábado al menos catorce personas murieron en los enfrentamientos: dos civiles, seis militares y al menos seis milicianos. Otras 20 personas resultaron heridas.
ULTIMÁTUM DEL FRENTE AL NUSRA
Esta violencia está muy relacionada con la guerra de Siria, donde el Frente al Nusra, filial de Al Qaeda, ha amenazado con ejecutar a varios militares libaneses que mantiene secuestrados si el Ejército no paraliza la ofensiva contra los milicianos suníes de Trípoli.
El Frente al Nusra informó de que ejecutaría al primero de los soldados, Alí Bazzal, a las 10.00 horas de este domingo, pero posteriormente ha anunciado un aplazamiento de cuatro horas, según recoge la agencia de noticias turca Anatolia.
"Que el Ejército libanés detenga la campaña militar contra las gentes suníes de Trípoli. Exigimos que acabe con el asedio y se comprometa con la paz", afirma el grupo fundamentalista en un mensaje publicado durante la noche en una cuenta de Twitter. "De lo contrario, en las próximas horas tendremos que empezar a poner fin a la vida de los soldados secuestrados", añade.
El Frente al Nusra ya ha ejecutado a un militar libanés, Mohammad Hamieh, mientras que el Estado Islámico ha decapitado a otros dos militares libaneses. Entre los dos grupos mantienen retenidos a unos 27 soldados y un policía libanés apresados a principios de agosto durante la ofensiva yihadista sobre la localidad de Arsal. Siete militares han sido liberados desde entonces.