Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren 16 soldados en una emboscada talibán y 10 insurgentes en la respuesta militar

Soldados paquistaníes y familiares del teniente Zishan Said, muerto ayer en una emboscada de insurgentes talibanes, durante su funeral en Dera Ismail Khan. EFEtelecinco.es
Al menos 16 soldados paquistaníes, incluidos un coronel y un capitán, han muerto en un ataque insurgente contra un convoy en una conflictiva región tribal paquistaní, tras lo cual el Ejército respondió dando muerte a 10 integristas, informó hoy una fuente militar.
En rueda de prensa en Islamabad, el portavoz del Ejército, Athar Abbas, explicó que doce militares perdieron la vida ayer en el acto en la demarcación de Waziristán del Norte a causa de "un ataque no provocado" a cargo de "terroristas", que primero abrieron fuego contra el convoy y después detonaron varios explosivos.
Abbas detalló que otros cuatro soldados fallecieron más tarde en el hospital, por lo que la cifra total de víctimas mortales es de 16.
El convoy fue atacado por un grupo de hombres armados fieles al líder talibán Hafiz Gul Bahadur, que controla varias áreas de Waziristán del Norte, según había informado a Efe previamente un portavoz militar de menor rango, Basir Haider.
Las fuerzas de seguridad paquistaníes respondieron al ataque horas después con bombardeos aéreos contra refugios de los integristas y acabaron con la vida de diez supuestos talibanes.
Las autoridades paquistaníes ordenaron al Ejército hace más de dos semanas lanzar una gran operación en la región tribal vecina de Waziristán del Sur.
La ofensiva, que tiene como objetivo al líder de los talibanes en Pakistán, Baitulá Mehsud, y su red insurgente se halla actualmente en "fase preparatoria", según reiteró hoy Haider.
Mehsud, Bahadur y otro destacado líder talibán de la zona, el mulá Nazir, sellaron a principios de año una alianza estratégica y reafirmaron su compromiso de seguir luchando contra las fuerzas extranjeras en Afganistán.
El Ejército paquistaní, que en el pasado había alcanzado acuerdos de paz con todos ellos, ha declarado que el objetivo de su operación en Waziristán es eliminar a Mehsud y a su grupo, que ha reivindicado la mayoría de atentados recientes en el país.