Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren 34 talibanes y 7 civiles en distintos sucesos en el este afgano

Al menos 34 supuestos talibanes han muerto en un duro combate contra las tropas afganas y de la coalición liderada por Estados Unidos en el este de Afganistán, donde otros siete civiles perdieron la vida en un ataque insurgente, aseguraron hoy fuentes militares y gubernamentales.
El portavoz del Gobierno provincial de Paktika, Hamidulá Zewak, dijo a Efe que 34 insurgentes murieron y un soldado extranjero resultó herido durante el enfrentamiento, que duró toda la noche hasta esta mañana.
En un comunicado, el mando militar de EEUU en Afganistán precisó que el combate se produjo en el distrito montañoso de Wor Mayi, situado en Paktika y limítrofe con Pakistán, donde las tropas atacaron un campamento insurgente desde el que supuestamente operaba un líder de la red Haqqani, llamado "Sangeen".
"Docenas de insurgentes bien armados comenzaron inmediatamente a disparar contra las fuerzas combinadas para repeler el asalto", aseguró la comandancia, que situó el número de bajas insurgentes en "al menos 29".
Las tropas se enfrentaron a grupos de insurgentes parapetados en posiciones fortificadas del recinto guerrillero y solicitaron apoyo de la aviación para acabar con la resistencia armada.
Durante el asalto, según la nota, al menos seis insurgentes hicieron detonar chalecos explosivos, aunque sólo un soldado de la coalición resultó herido leve a resultas de una de las explosiones.
Las fuerzas de la coalición encontraron varios almacenes de armas y equipación de combate tras el asalto, durante el cual ningún "no combatiente" resultó herido.
Sangee, también conocido como "Fateh", es un supuesto miembro de la red Haqqani, una organización insurgente supuestamente responsable de numerosos ataques contra las fuerzas en el este de Afganistán.
Horas antes, la coalición había denunciado en otro comunicado la muerte ayer miércoles de siete civiles afganos víctimas de disparos de mortero de los insurgentes en la localidad de Asadabad, situada en la provincia de Kunar.
Al menos cuatro heridos en el suceso fueron transportados a distintos centros médicos de la coalición estadounidense en Afganistán, mientras que el resto recibió cuidados en una unidad sanitaria local.
En 2008 en Afganistán, 2.118 civiles murieron a causa del conflicto, el 55 por ciento de ellos en ataques de la insurgencia y el 39 por ciento en acciones de las tropas afganas e internacionales, según datos de la misión de la ONU en el país.