Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Musaví afirma que las amenazas no impedirán que los iraníes logren sus derechos

Una manifestante muestra un retrato del candidato a la presidencia iraní Mir Husein Musaví durante un acto de protesta por las presuntas irregularidades en las elecciones en Irán, en Hamburgo, Alemania, el pasado 20 de junio. EFE/Archivotelecinco.es
El principal líder de la oposición iraní Mir Husein Musaví, advirtió hoy de que las amenazas no podrán impedir que al final el pueblo iraní logre sus derechos.
En un comunicado que aparece en la página web Kalameh, el ex primer ministro insta a sus seguidores a seguir con las protestas pacíficas contra los resultados de las elecciones presidenciales del pasado 12 de junio, que la oposición considera fraudulentos.
"Ni las amenazas ni los intereses personales podrán impedir que el pueblo iraní consiga sus derechos. Estoy seguro que al final se conocerá a quienes han robado las elecciones y han instigados los cruentos disturbios", afirmó.
En este sentido, Musaví instó a los iraníes a proseguir las protestas, pero siempre "dentro del marco de la ley y respetando los principios de la revolución islámica".
Irán es el escenario de protestas y disturbios desde que el pasado 13 de junio el ministerio de Interior concediera una controvertida victoria electoral por una sorprendente mayoría absoluta al actual presidente, Mahmud Ahmadineyad.
En la cruenta represión de las manifestaciones han muerto al menos una veintena de personas, según cifras oficiales, y varios centenares han sido detenidas.
El líder supremo de la Revolución, ayatolá Ali Jameneí, exigió el pasado viernes a la oposición que pusiera fin de forma inmediata a las marchas de protesta y advirtió a sus dirigentes que serían responsables de cualquier derramamiento de sangre.