Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La NRA propone "investigar" a los ciudadanos señalados por terrorismo que quieran comprar armas

La Asociación Nacional del Rifle (NRA) de Estados Unidos ha propuesto que las personas que figuren en la 'lista negra' como potenciales terroristas y quieran comprar un arma no tengan acceso a este equipo hasta que concluya una "investigación".
El principal 'lobby' de armas ha respondido así al anuncio del virtual candidato del Partido Republicano a la Casa Blanca, Donald Trump. "Me reuniré con la NRA, que me ha apoyado, para impedir que las personas en la lista de vigilancia terrorista, o en la lista para no volar, puedan comprar armas", ha escrito el empresario en Twitter.
La respuesta ha llegado en forma de comunicado, firmada por el responsable del Instituto de Acción Legislativa de la NRA, Chris W. Cox. "La posición de la NRA sobre este asunto no ha cambiado. Cree que los terroristas no deberían comprar o estar en posesión de armas de fuego, punto", ha zanjado.
No obstante, la sugerencia del grupo no incluye un rechazo frontal de las peticiones de los ciudadanos en 'listas negras', sino una "investigación". En este sentido, Cox ha planteado que se "retrase" la transacción a la espera de determinar si existen "pruebas de actividad o vinculación terrorista".
Si se confirma este extremo, "el Gobierno debería poder ir inmediatamente ante los tribunales, bloquear la venta y detener al terrorista", en opinión de la NRA, que también ha llamado a "retirar" a todas aquellas personas que hayan podido ser incluidas "por error" en la lista.
La NRA matiza así la postura que ha venido manifestando durante meses y que volvió a repetir esta semana tras el atentado de Orlando, en el que perdieron la vida 49 personas. El grupo consideraba las restricciones "ineficaces" e "inconstitucionales", en una cerrada defensa de la Segunda Enmienda.
Cox ha subrayado que la postura de la asociación es la misma que defiende la mayoría de los senadores y ha acusado al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de "hacer política" con el debate sobre el uso de las armas de fuego.