Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nasralá dice que Hamás no hizo una petición formal de ayuda a Hezbolá para combatir a Israel

El secretario general del partido-milicia chií libanés Hezbolá, Hasán Nasralá, ha afirmado este miércoles que el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) "no hizo una petición formal de ayuda" a su formación para que interviniera en los combates tras la ofensiva militar israelí contra Gaza.
El 'número dos' del brazo político de Hamás, Musa Mohamed Abu Marzuk, afirmó el 30 de julio que la formación islamista esperaba que Hezbolá se una a los combates contra Israel, abriendo el frente norte.
"Esperamos que el frente libanés sea abierto y que juntos podamos luchar contra esta formación --en referencia a Israel--. No hay duda de que la resistencia libanesa significaría mucho", manifestó.
Días antes, Nasralá había asegurado que su partido seguiría permaneciendo al lado del pueblo palestino y "de todas las facciones de la resistencia palestina", tal y como ha recordado el diario libanés 'An Nahar'.
Por otra parte, el secretario general de Hezbolá ha asegurado que "lo que (la formación) ha preparado para Israel no se ha visto afectado por sus actos en Siria", en referencia a su participación en el conflicto del lado de las fuerzas gubernamentales.
"Somos un partido de resistencia, pero quieren que seamos un partido chií para los árabes, y, al igual que cuando defendimos el sur --de Líbano, ante la ocupación israelí--, defenderemos el resto de nuestro país y la frontera con Siria", ha remachado.
El partido-milicia ha mantenido durante el conflicto en Siria su apoyo al presidente, Bashar al Assad, y ha abogado públicamente por la resolución política del conflicto y por la introducción de reformas democráticas en el país.
Sin embargo, en los últimos meses ha participado junto a las fuerzas de seguridad sirias en varios combates contra grupos opositores armados. La intervención del grupo en el conflicto supuso una violación de la Declaración de Baabda, firmada por todas los partidos políticos del país, que estipula la neutralidad de Líbano ante los eventos en la región, limitando su papel al control de la frontera y el tráfico de armas y combatientes.