Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nasralá se reúne con una delegación iraní para tratar el posible ataque internacional contra Siria

El secretario general del partido-milicia chií libanés Hezbolá, Hasán Nasralá, se ha reunido este martes con una delegación iraní para tratar los últimos acontecimientos en la región, y especialmente el eventual ataque internacional contra Siria en respuesta al presunto uso por parte del Ejército de armamento químico el 21 de agosto en la región de Damasco.
La delegación iraní ha estado encabezada por el presidente del comité parlamentario para Relaciones Exteriores y Seguridad Nacional, Alaeddin Borujerdi, según ha informado el diario libanés 'An Nahar'.
En declaraciones concedidas tras el encuentro, Borujerdi ha destacado la existencia de "un complot encabezado por Estados Unidos contra la estabilidad y la seguridad de la región", motivo por el que ha solicitado unidad de cara a un posible ataque.
En este sentido, ha expresado su deseo de que el presidente estadounidense, Barack Obama, "actúe de forma inteligente y no se precipite en su decisión de iniciar acciones militares contra Siria".
Tanto Irán como Hezbolá, aliados del Gobierno que preside Bashar al Assad en Siria, han advertido de las consecuencias de un ataque contra el país árabe y han sugerido la posibilidad de que respondieran bombardeando Israel u otros intereses estadounidenses en la región como respuesta.
Así, el vicesecretario general del partido-milicia, Nabil Qauk, acusó el lunes al Gobierno Israel de intentar "arrinconar" a su formación a través de una intervención militar internacional en Siria.
También el lunes, una fuente del comando de operaciones conjunto creado por Hezbolá y las fuerzas gubernamentales sirias indicó que el grupo respondería a un ataque disparando misiles contra Israel desde territorio sirio para intentar que Líbano se vea involucrado con los acontecimientos que se desencadenarían en el país vecino tras la intervención.