Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nasralá dice que la responsabilidad principal en la lucha contra el Estado Islámico recae sobre Riad

El secretario general del partido-milicia chií libanés Hezbolá, Hasán Nasralá, ha afirmado este lunes que la responsabilidad principal en la lucha contra el grupo extremista Estado Islámico recae sobre el Gobierno de Arabia Saudí, según ha informado la cadena de televisión libanesa Al Manar.
Así, ha sostenido que las autoridades del reino saudí han de cerrar las escuelas existentes en el país y las abiertas en otros países de la región con fondos saudíes para expandir la ideología 'takfiri' aceptada por el grupo yihadista.
"Arabia Saudí sufrió en el pasado y sufre hoy en día esta corriente y ha de asumir sus responsabilidades. No es suficiente crear una coalición internacional para luchar contra el Estado Islámico, sino cerrar las escuelas que dan diplomas a estos milicianos", ha sostenido.
"Pido a los ulemas --eruditos del Islam-- de esta corriente wahabí que revisen su visión y acepten a otros ulemas suníes y chiíes para iniciar un diálogo acerca de las ideas que propagan por el mundo", ha agregado Nasralá.
Así, ha argumentado que los 'takfiris' están llevando a cabo la "deformación" más grave del Islam en toda la historia debido a la imagen que dan los medios de comunicación internacionales de esta religión a causa de sus actos.
"Los 'takfiris' presentan a los musulmanes como un grupo sediento de sangre. Esto provoca que se asiente un concepto falso sobre el Islam", ha dicho. "El pensamiento 'takfiri' se basa en la anulación del otro, el derramamiento de sangre, la apropiación de bienes privados y la esclavitud de todos aquellos que difieran con su forma de pensar", ha remachado.
Estado Islámico es una organización yihadista nacida en Irak y relacionada --aunque no vinculada-- con la red terrorista Al Qaeda. Con la sublevación en 2011 contra el régimen del presidente sirio, Bashar al Assad, el grupo penetró en Siria y desde allí ha lanzado en las últimas semanas una ofensiva que le ha permitido hacerse con el control del norte y el oeste de Irak.
El grupo proclamó a finales de junio el Califato Islámico y nombró califa a su líder, Abú Bakr al Baghdadi. La nueva organización se declara Estado independiente y reclama que todos los musulmanes del mundo le juren fidelidad.