Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Neil Armstrong, vida de un héroe

Neil ArmstrongReuters / Gtres

Neil Armstrong dio un pequeño paso para el hombre pero un gran salto para la Humanidad, según sus propias palabras. El astronauta estadounidense fue el primer hombre puso pie en la Luna el 20 de julio de 1969, como comandante de la misión Apolo 11, en un de los momentos más importantes de la historia universal.

Armstrong ha fallecido a los 82 años durante su período de convalecencia tras la operación de bypass coronario a la que fue sometido el pasado 8 de agosto. Según fuentes familiares y compañeros debido a una serie de complicaciones, su estado de saludo se agravó de una manera irreversible, y falleció este sábado a las 20.42 de la tarde, hora de España.
Nacido el 5 de agosto de 1930 cerca de Wapakoneta, en el estado de Ohio, hijo de una familia de origen alemán. De niño trabajó en una farmacia, y muy pronto comenzó a tomar lecciones de vuelo. A los 16 años consiguió su licencia para volar antes que su carnet de conducir.
Se matriculó en la Universidad de Purdue, en Indiana para estudiar ingeniería aeronáutica, pero fue llamado al servicio con la Marina estadounidense en 1949 y voló en 78 misiones de combate en Corea.
Después de la guerra, Armstrong terminó sus estudios en Purdue, consiguiendo una plaza de profesor en la Universidad del Sur de California, para dar clases en la facultad de  ingeniería aeronáutica. Más tarde, pasaría a ser piloto de pruebas, y de ese modo entró en la  Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio, volando en más de 200 tipos de aviones.
En 1962, Armstrong obtuvo una plaza en la segunda clase de astronauta de la NASA en 1962. Se marchó a Houston, donde la NASA tenía un centro de instrucción donde se estuvo preparando 4 años para el programa Apolo que más tarde le llevaría a ser el primer hombre que pisara la Luna.
Armstrong fue asignado al mando de la misión Geminis 8 y visitó por primera vez el espacio en marzo de 1966, cuando se convirtió en el primer hombre en acoplar exitosamente dos vehículos espaciales.
Sin duda su misión más importante fue la que realizó el 20 de julio de 1969, la llegada del hombre a la Luna.
Casi 500.000 personas vieron por la televisión como Armstrong, y su compañero 'Buzz' Edwin Aldrin, pasaron unas dos horas caminando alrededor de la superficie gris y misterioso. Habían llegado a la Luna. "Un pequeño paso para el hombre pero un gran salto para la Humanidad" declaró Armstrong. En ese momento, su corazón latía a 150 pulsaciones por minuto.
"Fue especial y memorable, pero también muy breve, porque había trabajo que hacer", declaró Armstrong en 2012 a la televisión australiana. Armstrong y su compañero, Edwin "Buzz" Aldrin, pasaron las siguientes tres horas después del alunizaje andando por la superficie de la Luna, realizando experimentos y tomando fotografías.
"Las vistas eran simplemente majestuosas, más allá de cualquier experiencia visual que haya tenido", según declaraciones recogidas en su día por el 'Washington Post'.
Tras su histórica misión lunar, Armstrong fue nombrado administrador adjunto de la sede de la NASA en Washington DC. También ejerció como profesor de Ingeniería Aeroespacial en la universidad de Cincinnati desde 1971 hasta 1979.
Armstrong ha sido condecorado en 17 países y es receptor de los honores más importantes que se conceden en EEUU, entre ellos la Medalla Presidencial de la Libertad, la distinción más alta que puede recibir un civil en Estados Unidos, la Medalla de Honor Espacial del Congreso de Estados Unidos y la Medalla de Oro del Congreso. Armstrong deja esposa, Carol Knight, y dos hijos de un matrimonio anterior.