Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Netanyahu critica el anuncio del Gobierno de Suecia de que reconocerá oficialmente a Palestina

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha criticado este domingo el anuncio del Gobierno de Suecia de que reconocerá oficialmente a Palestina, argumentando que los "pasos unilaterales" van contra los acuerdos existentes.
En comunicado, Netanyahu ha sostenido que cualquier acuerdo a largo plazo "deberá ser alcanzado a través de negociaciones que garanticen los intereses nacionales de Israel", según ha informado el diario israelí 'The Jerusalem Post'.
Horas antes, el ministro de Exteriores de Israel, Avigdor Lieberman, anunció que convocará al embajador de Suecia en protesta por la decisión del nuevo Gobierno sueco.
Lieberman lamentó que el nuevo primer ministro de Suecia, Stefan Lofven, aprovechara su investidura el pasado viernes para comunicar la decisión en lo que para el titular de Exteriores israelí supone "una declaración apresurada", y hecha desde el desconocimiento de la complejidad de la situación.
Durante su discurso inaugural ante el Parlamento este viernes, Lofven aseveró que "el conflicto entre Israel y Palestina solo se puede resolver con la solución de dos estados, negociado de acuerdo con las leyes internacionales, que requiere reconocimiento mutuo y una voluntad de coexistencia pacífica". "Por tanto", concluyó, "Suecia reconocerá el estado de Palestina".
Los palestinos han aplaudido la decisión de Lofven, que convierte a Suecia en el primer país miembro de la UE que reconoce a Palestina --Hungría, Polonia y Eslovaquia también, pero lo hicieron antes de incorporarse a la Unión--.
El presidente palestino, Mahmud Abbas, calificó la decisión de "honorable" y la OLP ha llamado a otros países a que sigan el ejemplo del nuevo Gobierno de centroizquierda sueco.