Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Netanyahu dice a Líbano que el Ejército israelí podría lanzar un ataque si hay provocaciones de Hezbolá

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha advertido este lunes a Líbano que el Ejército israelí podría lanzar un ataque militar contra el país árabe en caso de que el partido-milicia chií libanés Hezbolá lanzara una campaña de provocaciones contra Tel Aviv.
Al parecer, este mensaje ha sido comunicado por un diplomático occidental al Gobierno libanés tras una reunión mantenida entre Netanyahu y el diplomático en Jerusalén, según ha informado el diario israelí 'Haaretz'. "Por nuestra parte, consideramos al Gobierno de Líbano responsable de todo lo que pase bajo su jurisdicción", ha apuntado Netanyahu. Sin embargo, el Ejecutivo israelí se ha negado a comentar estas informaciones.
"Netanyahu percibe a Hezbolá como parte del Gobierno libanés, por lo que ha clarificado que, si Hezbolá ataca Israel, Tel Aviv responderá con la fuerza sin diferenciar entre el partido-milicia y el Estado de Líbano", ha agregado una fuente gubernamental israelí.
El 17 de agosto, el secretario general de Hezbolá, Hassan Nasralá, advirtió de que tiene misiles de precisión capaces de alcanzar objetivos específicos en Israel y matar a miles de israelíes. "Les digo a los israelíes que tienen un número de objetivos, no un gran número (...) que pueden ser atacados con misiles de precisión (...) con los que contamos", dijo.
A principios de agosto, expertos del Ministerio de Defensa de Israel cifraron en alrededor de 200 las muertes que se registrarían entre la población civil del país en caso de que se desatara una guerra contra Irán y Hezbolá, aunque elevaron la cifra hasta los 300 en caso de que Siria participara en el conflicto.
Días después, el ministro de Defensa Civil de Israel, Matan Vilnai, afirmó que una guerra con Irán probablemente se prolongaría un mes y podría incluir ataques con misiles contra varias ciudades israelíes donde podrían morir unas 500 personas. Estos cálculos forman parte del aumento de tensiones con Irán en torno a su programa nuclear y a la posible participación de Hezbolá --aliado de Irán-- en un conflicto entre ambos países.
Tel Aviv no fue impactado por misiles durante la guerra de tres semanas de Israel en la Franja de Gaza a fines de 2008 y principios del 2009 ni tampoco en los 34 días de conflicto con Hezbolá en 2006, pero quedó bajo ataque de misiles Scud de Irak durante la guerra del Golfo de 1991.