Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Netanyahu agradece al Shin Bet su trabajo para poder eliminar a tres dirigentes de Hamás

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha agradecido al Shin Bet su "duro trabajo y profesionalidad" que ha permitido llevar a cabo con éxito el bombardeo en Rafá, en el sur de la Franja de Gaza, en el que han muerto tres destacados dirigentes del brazo armado de Hamás responsables de numerosos ataques contra Israel.
"Los datos de Inteligencia extraordinarios reunidos por el Shin Bet a través de su duro trabajo y profesionalidad, junto con las precisas capacidades de ejecución del Ejército israelí, nos han permitido decidir llevar a cabo esta operación contra los líderes de Hamás, que orquestaron ataques mortales contra israelíes", ha afirmado en un comunicado, en el que ha dado las gracias "en mi nombre, y en el nombre de todos y cada uno de los ciudadanos israelíes".
Por su parte, el ministro de Defensa, Moshe Yaalon, ha resaltado que los tres comandantes militares de las Brigadas Ezzedin al Qassam, brazo armado de Hamás, "eran responsables de graves ataques contra ciudadanos y soldados israelíes, incluido el secuestro de Gilad Shalit", el militar capturado en la frontera con Gaza en junio de 2006 y liberado en octubre de 2011.
Así las cosas, ha asegurado que Israel seguirá "persiguiendo y golpeando a líderes de Hamás donde quiera que estén". "La suerte está echada para cualquiera que intente dañar a los ciudadanos de Israel. Tienen que saber que no cesaremos y que no descansaremos hasta que les tengamos", ha asegurado, según informa el diario 'Haaretz'.
Asimismo, el ministro de Defensa ha pedido paciencia a los ciudadanos, ya que la operación en Gaza "será larga" pero tiene "un único objetivo: devolver la calma y la seguridad" a Israel.
Según ha informado el portavoz del Ejército israelí, Peter Lerner, esta mañana a través de su cuenta en Twitter al menos "231 cohetes han sido disparados contra Israel desde que Hamás puso fin al alto el fuego" el martes.
De ellos, "37 fueron interceptados por 'Cúpula de Hierro'", el sistema de defensa antimisiles de Israel para los proyectiles dispardos desde la Franja, mientras que "16 cayeron dentro de Gaza".
Un hombre de unos 30 años han sufrido heridas de gravedad en el pecho al resultar alcanzado por las esquirlas de un cohete en Eshkol, según informa el 'Yediot Ahronot'. Al parecer el hombre, que estaba en la casa para niños del kibbutz junto a su mujer, salvó la vida a una profesora y a un niño, a los que consiguió meter en el refugio.