Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Netanyahu, dispuesto a congelar construcciones en los asentamientos en Cisjordania

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, está dispuesto a congelar las construcciones gubernamentales en los asentamientos en Cisjordania y todas las que se llevan a cabo en terrenos gubernamentales si el presidente palestino, Mahmud Abbas, accede a retomar las conversaciones de paz directas, según informa este viernes el diario israelí 'Haaretz'.
De acuerdo con un alto cargo israelí, Abbas no ha respondido aún a la propuesta, pero ha amenazado con renunciar si no se producen diplomáticos en los próximos tres meses. Sin embargo, desde la oficina del primer ministro se ha negado que Netanyahu haya ofrecido una congelación y se ha asegurado que Israel mantiene su postura de que debe haber una vuelta a las negociaciones sin condiciones previas.
Según el responsable citado por 'Haaretz', la nueva propuesta ha sido remitida a Abbas este miércoles por la ministra colombiana de Exteriores, Maria Angela Holguín, quien llegó en visita sorpresa a Israel y los territorios palestinos enviada por el presidente de su país, Juan Manuel Santos, quien ha iniciado esfuerzos de mediación entre las partes.
La mediación de Colombia comenzó con la visita que realizó Abbas a este país el pasado 11 de octubre para convencer a Bogotá --que actualmente es miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU-- de que respalde la solicitud de reconocimiento del Estado palestino, según la citada fuente.
Antes de la visita del presidente palestino, Santos habló con la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, para proponerle su mediación dadas las buenas relaciones de Colombia con Israel y su buena relación personal con Abbas, a lo que la jefa de la Diplomacia estadounidense dio su visto bueno.
Asimismo, Santos habló con Netanyahu y aunque había manifestado su rechazo al reconocimiento del Estado palestino consiguió que Abbas accediera a su mediación, lo que sentó las bases para la visita secreta de Holguín a la región, explica el diario.
VISITA DE HOLGUÍN
La ministra colombiana se reunió el martes en Ramala con Abbas y le presentó una serie de fórmulas para un encuentro entre el presidente palestino y Netanyahu, incluido una reunión secreta entre ambos en la región o un encuentro en Colombia.
Abbas le dijo que no se oponía a reanudar las conversaciones si Netanyahu se comprometía a una serie de pasos respecto a la construcción en los asentamientos, aunque fueran un gesto simbólico, ya que esto le permitiría presentarlo ante los palestinos como un logro.
El miércoles tuvo lugar el encuentro entre Holguín y, según el responsable israelí, la ministra le explicó que Abbas parecía relajado y de buen humor, pero que le había dicho que dimitiría si no había progresos en los próximos tres meses, bien por la aceptación de Palestina en la ONU o en negociaciones con Israel.
Netanyahu dijo no sentirse preocupado, ya que Abbas también había amenazado otras veces con renunciar y seguramente no sería la última, pero Holguín insistió ante el primer ministro en la necesidad desesperada que tiene el presidente palestino de un gesto simbólico en el asunto de los asentamientos.
Fue entonces, según el relato de 'Haaretz', cuando Netanyahu indicó que haría dicho gesto si Abbas se comprometía a volver a la mesa de negociaciones y le propuso congelar las construcciones oficiales y las que se realizan en terrenos gubernamentales, pero no las que lleva a cabo el sector privado. Las construcciones oficiales suponen una porción mínima del total que se llevan a cabo en los asentamientos.