Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Netanyahu da marcha atrás y rechaza ahora negociar sobre la base de la Iniciativa de Paz Árabe

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha asegurado este lunes ante los ministros del partido Likud que nunca aceptaría la Iniciativa de Paz Árabe original como base para las negociaciones con los palestinos. Así, Netanyahu da marcha atrás a las afirmaciones de finales de mayo en las que se mostraba dispuesto a sentarse a negociar con los palestinos sobre la base de este plan de paz de 2002.
"Si los países árabes revisan la propuesta de acuerdo a los requerimientos de Israel, podemos hablar, pero si nos presentan la propuesta de 2002 como un 'lo tomas o lo dejas', nosotros decidimos dejarlo", ha declarado Netanyahu este lunes, según recoge el diario israelí Haaretz en su edición digital.
La Iniciativa de Paz Árabe de 2002 ofrece a Israel la posibilidad de firmar la paz y restablecer las relaciones diplomáticas a cambio de que Israel se retire de los territorios ocupados en 1967 en Cisjordania, así como liberar la zona de los Altos del Golán y una solución para los refugiados palestinos.
Hace dos semanas, Netanyahu resaltó que "la iniciativa tiene elementos positivos que podrían ayudar a reavivar las negociaciones constructivas con los palestinos", aunque también aseguró que la iniciativa debería ajustarse a la realidad actual, ya que la región ha sufrido cambios dramáticos desde 2002.